5 de diciembre de 2020
4 de abril de 2012

Asaja considera que utilizar una misma marca de vino en diferentes zonas "perjudica seriamente" al sector del Rioja

La organización ha solicitado al Consejo Regulador "un análisis sobre las consecuencias" de esta sentencia y "medidas que eviten la confusión" en el consumidor

LOGROÑO, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La organización agraria ARAG-ASAJA considera que la posibilidad de utilizar una misma marca de vino en diferentes zonas vinícolas "perjudicará seriamente a nuestro sector vitivinícola porque supondrá una perversión del nombre de Rioja, que será aprovechado interesadamente como reclamo por grupos bodegueros que operan en diferentes denominaciones para la venta de sus vinos, independientemente de su origen".

Para Asaja -según indican en nota de prensa- la sentencia dictada por el Tribunal Supremo sobre esta cuestión "supondrá un antes y un después en la protección de los vinos de Rioja bajo el término de nuestra Denominación y abrirá la puerta a las políticas expansivas de los grandes grupos bodegueros que atienden exclusivamente a criterios económicos, frente al equilibrio entre criterios cualitativos y cuantitativos que es el que hasta el momento hemos conseguido que prevalezca en nuestra denominación".

La organización agraria ha solicitado una reunión de la Comisión de Reglamento del Consejo Regulador para "analizar las consecuencias de esta sentencia en nuestro sector y ha propuesto al presidente del Consejo Regulador que en el próximo pleno se debata esta cuestión y se tomen medidas que eviten la confusión en el consumidor".

Asimismo, la organización contactará con otras denominaciones para contrastar opiniones y conocer su valoración sobre este asunto.

Para ASAJA, "el nombre de Rioja es un patrimonio que hemos construido todos los agentes que formamos el sector, especialmente los agricultores y las pequeñas y medianas bodegas que son los que componen casi la totalidad de la masa social de la Denominación y buena parte de la masa económica".

Es por ello que "el uso de la multimarca permitirá a los grandes grupos bodegueros -la mayoría de ellos de reciente implantación en Rioja- que exploten interesadamente el valor de un término que ha costado muchos años y esfuerzo conseguir y que supondrá un perjuicio para el conjunto de la Denominación porque generará confusión en el consumidor y devaluará el nombre de Rioja.

El nuevo escenario supone "un paso más hacia la liberalización económica del sector vitivinícola y un paso atrás en la protección al sector agrario, que está siendo uno de los más afectados por la crisis económica por los bajos precios de los productos".

La organización agraria insiste, una vez más, en la necesidad de conseguir "una estabilidad dentro del sector del Rioja que permita debatir los temas de interés y que cierre filas de todas las organizaciones frente a las amenazas que se ciernen sobre el sector, como esta de la multimarca o el otro gran tema pendiente, del mantenimiento del sistema de derechos de plantación".