26 de febrero de 2021
25 de junio de 2014

La Asociación del Mercado de San Blas...

La Asociación del Mercado de San Blas...
EUROPA PRESS

Atención abonados.- Rogamos tengan en cuenta la siguiente correción en la siguiente información. Remitimos de nuevo la noticia una vez corregida. Disculpen las molestias.

La Asociación del Mercado de San Blas pone en marcha la página web de la plaza para "atraer nuevos clientes jóvenes"

Además, la entidad tiene presencia en redes sociales y ha decidido organizar una vez al mes una jornada o curso de cocina para jóvenes

LOGROÑO, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación del Mercado de San Blas ha puesto en marcha una nueva web de la también llamada Plaza de Abastos creada "con el objetivo de reactivar los mercados tradicionales" y, al mismo tiempo, "atraer a nuevos clientes jóvenes".

La concejala de Comercio y Turismo, Pilar Montes, ha presentado este miércoles la nueva página, junto con el secretario general de UPTA-Rioja, Javier Marzo, y el presidente de la Asociación de Comerciantes de la Plaza, José Ricardo Galilea.

La implantación de esta nueva iniciativa surge tras una serie de reuniones entre la Asociación del Mercado de San Blas y UPTA-La Rioja, en las que los comerciantes conocieron las páginas webs y la presencia en redes sociales de otros mercados.

Fruto de esas sesiones nació la nueva web del Mercado de San Blas www.mercadosanblas.com y se crearon perfiles en facebook y twitter (@mercadosanblas). El objetivo "atraer nuevos clientes, sobre todo más jóvenes, y difundir el trabajo del mercado por todas las vías posibles".

La web cuenta con un apartado de información e historia del mercado, otro donde se explica con detalle todos los productos que se venden y una relación de los puestos instalados en el mercado, datos de la asociación y un calendario de actividades, una tabla nutricional y un mapa. Además, el mercado puede ser visitado de forma virtual y cuenta con un recetario particular.

Junto a la puesta en marcha de la página web, la Asociación del Mercado de San Blas ha decidido organizar una vez al mes una jornada o curso de cocina para jóvenes, con sesiones que estarán impartidas por cocineros de la zona del mercado de forma voluntaria. La materia prima de las jornadas será obtenida del mismo mercado.

La primera de ellas se celebrará el sábado 5 de julio, de 10 a 12 horas, y correrá a cargo de José Luis Vicente, del restaurante 'El Cachetero'. Se prepararán dos platos y un postre. Las inscripciones deben realizarse en asociacion@mercadosanblas.es.

Por otro lado, la asociación estudia la posibilidad de llegar a acuerdos con aparcamientos de la zona para que los clientes del mercado puedan aparcar de forma gratuita si compran en los puestos de la plaza. "La idea es hacer mercado y fomentar el comercio de ciudad", ha explicado Javier Marzo.

Por otro lado, se estudian otro tipo de ofertas, que se están "en fase muy avanzada de negociación" con los estacionamientos de la zona, "porque para venir aquí, muchas veces el problema es el aparcamiento". Por ello, se verá la posibilidad de ofrecer a los clientes media hora de estacionamiento por cada 20 euros de compra realizada.

José Ricardo Galilea se ha mostrado "encantado e ilusionado" con todas estas iniciativas, "que, por lo que sabemos, están funcionando en otras ciudades, así que porqué no van a funcionar aquí" y ha apostado por atraer a más clientes jóvenes. "Hace poco, hice una oferta por internet y en una semana vendí 14 parrilladas de carne, todas a gente joven, así que por ahí hay que ir", ha relatado.

HISTORIA DEL MERCADO.

El edificio que alberga el Mercado de San Blas fue construido en 1927 por Fermín Álamo, un arquitecto logroñés. Antes, estuvo la Iglesia de San Blas que fue derruida en 1837 para crear la Plaza de la Verdura donde se podía adquirir lo mejor de la huerta riojana.

Este lugar no es sólo un proveedor de los cocineros logroñeses y de sus restaurantes, si no también de los peregrinos que vienen a Logroño por el Camino de Santiago.

Durante todos estos años, la transformación de la Plaza de Abastos ha sido paulatina y con ella la del resto de la ciudad, llegándose en 1997 al reconocimiento por parte del Ministerio de Economía, de Logroño como "Primera ciudad comercial de España".