21 de marzo de 2019
  • Miércoles, 20 de Marzo
  • 31 de julio de 2010

    La Asociación de Vecinos de La Cava reclama que la reparación de los cristales de la pasarela se haga "de urgencia"

    LOGROÑO, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Asociación de Vecinos de La Cava-Fardachón ha reclamado esta mañana al Ayuntamiento de Logroño que la reparación de los cristales de la pasarela peatonal que conduce al barrio se haga "con carácter de urgencia".

    La última Junta de Gobierno Local del Consistorio logroñés aprobó el expediente de contratación para reponer más de medio centenar de cristales de esta estructura, rotos como consecuencia de un fuerte vendaval ocurrido en la capital riojana en enero de 2009.

    A través de un comunicado, la asociación vecinal afirma que "los vecinos de La Cava-Fardachón se merecen que los trámites para la reposición de los paneles de la pasarela se hagan con carácter de urgencia, no queremos un tercer invierno sin protección".

    En este sentido, indica que "dice el Ayuntamiento que la colocación estará antes de fin de año, para nosotros debe estar el 1 de noviembre, ya que hay que recordar que hemos sufrido lluvias, granizo, vientos y nieve desde enero del 2009, es decir, 19 meses, es decir, varios inviernos".

    La Asociación se felicita "por conseguir con su perseverancia este paso" y recalca que "seguimos apuntando que es una cuestión de seguridad y no de confort, según el proyecto para proteger del ruido de la circunvalación y de las condiciones meteorológicas adversas", algo que señala es "evidente y comprobable".

    Argumenta que la pasarela "enlaza el barrio y toda la zona sur actual y futura con el resto de la ciudad como única comunicación peatonal en condiciones y sin riesgo", al tiempo que reseña que "cientos de ciudadanos pasan cada día, y hasta varias veces".

    "Felicitamos al Ayuntamiento por hacer lo que debe, pero tememos otro invierno sin solución", dice la entidad vecinal, quien aprovecha la nota para reclamar "otras reparaciones: el piso, los desagües, las barras pasamanos, las planchas y las esquinas peligrosas".

    En este sentido, explica que "con las lluvias el piso se hace altamente peligroso incluso con los paneles y no digamos con la nieve; esto, además, aparece incluso en las rampas de acceso en la parte de San Adrián con limpieza no siempre diaria, falta de recogida de hojas en días de lluvia lo que provoca resbalones y desagües taponados, por lo que reclamamos capas antideslizantes".

    A ello suma otros aspectos como que "tanto las barras pasamanos como las planchas separadoras en el suelo están endebles y retorcidas; y, en la parte de La Cava, existen a la salida huecos demasiado grandes en las dos esquinas por las que pueden colarse niños pequeños en un descuido".