24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 17 de agosto de 2009

    El bocadillo de tortilla de patatas, el preferido de los riojanos cuando van a la playa

    LOGROÑO, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El bocadillo gusta a los españoles en general, pero sin duda se convierte en el aliado perfecto en verano cuando se va a la playa o de excursión. Así lo ponen de manifiesto 7 de cada 10 riojanos en la encuesta 'El bocadillo preferido' realizada por Quota Research para la campaña 'Pan cada día'. El de tortilla de patatas (36 por ciento) y el de jamón con tomate (28 por ciento) destacan como los dos bocadillos favoritos, lo que a juicio de los nutricionistas se considera una opción muy recomendable cuando se come fuera de casa por su importante valor nutricional, sobre todo si después se acompañan con una pieza de fruta.

    Los bocadillos son una de las recetas más tradicionales en la dieta habitual de los españoles. Según un estudio elaborado para la campaña Pan cada cía, una iniciativa promovida por el sector del pan español con el objetivo de difundir las propiedades y beneficios nutricionales de este alimento, el 72 por ciento de los riojanos asegura que suele comerlos durante sus jornadas de playa o piscina, excursiones por el campo o visitas turísticas; y el 44 por ciento afirma, además, que este año incrementará algo su consumo.

    El estudio también revela que los hombres se decantan por la opción del "bocata" en mayor medida que las mujeres, pero sin diferencias significativas. Así lo afirma el 73 por ciento de los encuestados frente al 71 por ciento registrado en el sexo femenino. Por grupo de edad, son los jóvenes de entre 18 a 24 años los que más los consumen, en concreto un cien por cien, seguido muy de cerca por el grupo de entre 25 a 34 años, con un 80 por ciento.

    El "bocata" favorito de los riojanos es el de tortilla de patatas, elegido por un 36 por ciento de los encuestados. Le siguen a mayor distancia el de jamón serrano con tomate, con un 28 por ciento, y el de jamón sin tomate, con un 17 por ciento.

    Para Carmen Gómez Candela, jefe de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital Universitario La Paz de Madrid, "la importancia del bocadillo es clara ya que su ingrediente fundamental es el pan, pero no sólo por ser fuente indiscutida de hidratos de carbono, importantes para nuestro organismo en general y cerebro en particular, sino por sus cantidades en fibra, vitaminas del grupo B, especialmente la B1, o minerales como el fósforo y el calcio, encargados de la formación de huesos y dientes, o el selenio, relacionado con la elasticidad de los tejidos y el retraso del envejecimiento celular", entre otros.

    Uno de los mitos que se pretende combatir con la divulgación de los beneficios de este alimento es su injustificada fama de que favorece el aumento de peso. Para la comunidad científica es esencial que se pueda romper el falso mito de que engorda. En este sentido, el estudio "Influencia del consumo de pan en el estado ponderal: revisión sistemática", realizado por el doctor Lluis Serra Majem, Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas, no puede ser más contundente: no existe ningún fundamento científico para excluir o reducir el pan de la alimentación habitual, ni en personas delgadas, ni en aquellas que sufren sobrepeso u obesidad.

    De hecho, en las dietas de adelgazamiento se recomienda un consumo de aproximadamente 100 gramos diarios, prácticamente la cantidad que representa un bocadillo. El bocadillo de tortilla de patatas de aproximadamente 125 gramos (media barra) aporta unas 559 kcal, lo que supone aproximadamente una cuarta parte de la energía diaria que necesitamos. "Si además de aportar todos los beneficios nutricionales del pan, le añadimos la proteína del huevo, que contiene todos los aminoácidos esenciales, y los de la patata, y luego nos tomamos una pieza de fruta, nos encontramos con una alternativa dietética completa, variada y adaptada a todos los bolsillos", afirma la doctora Gómez Candela.