18 de octubre de 2019
15 de febrero de 2009

La campaña de poda en Logroño estima recoger 350 toneladas de ramas para la primera semana de marzo

LOGROÑO, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La campaña de poda en Logroño concluirá la primera semana de marzo con la previsión de recoger 350 toneladas de ramas, cifra similar a la registrada el pasado año.

La concejal de Medio Ambiente, Concha Arribas, ha explicado a Europa Press que todo el material recogido se traslada a Astilladora Riojana, empresa ubicada en Navarrete, donde se obtienen distintos productos útiles para la fabricación de muebles, el desarrollo de biomasa para calderas o la creación de abono para plantas.

El pasado mes de noviembre comenzaron en la capital riojana las labores de poda, a cargo de la empresa Eulen, responsable del mantenimiento de parques y jardines.

"No todos los años se podan los mismos árboles", precisa Arribas, quien recalca que éstas prácticas resultan en nocivas para las plantas, dado que pueden propiciar la propagación de poluciones y plagas. Sin embargo, en algunos casos resultan aconsejables para reducir las copas que se encuentran muy cerca de las fachadas de los edificios.

Por lo general la poda se aplica con un frecuencia bianual, siguiendo los criterios técnicos. Logroño cuenta con una cifra aproximada de 40.000 especies, pero no todos ellos son objeto de estas labores, caso de los castaños o las coníferas.

La edil de Medio Ambiente ha detallado que Eulen debe pagar un canon de 12 euros por cada una de las toneladas de leña que entrega a esta empresa especializada en la recuperación y reciclaje de madera, lo que hace una cifra cercana a 4.200 euros al año.

NUEVO CENTRO MUNICIPAL DE JARDINERÍA

En este sentido, Arribas destaca que el nuevo centro municipal de jardinería que se está construyendo en la carretera de El Cortijo incluirá una planta de compostaje para tratar los residuos de los árboles de la capital.

Una práctica que se facilitará también a los particulares para que puedan llevar las ramas innecesarias de sus propios ejemplares por lo que recibirán a cambio un compost práctico para el cuidado de sus plantas.

"De esta forma, todo lo que sale de la naturaleza volverá a la misma", apostilla Arribas.

Estas nuevas instalaciones se ubican en una parcela de 66.200 metros cuadrados, en las inmediaciones de las bodegas Juan Alcorta, y estarán operativas a partir de julio, tras más de un año y medio de obra.