22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 6 de junio de 2018

    Catedrático identifica partir La Rioja en varios distritos como "la decisión política más relevante"

       "Uno busca la identificación con su territorio (...) admiro el modelo británico en el que tienes tu propio diputado"

       LOGROÑO, 6 Jun. (EUROPA PRESS)    

       El catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Juan Carlos I de Madrid Enrique Arnando Alcubilla ha trasladado hoy a los diputados del Parlamento de La Rioja su impresión acerca de que la "decisión política más relevante" que pueden tomar ante la reforma de la Ley Electoral regional es si se crean varias circunscripciones.

       Alcubilla ha participado hoy en la comisión parlamentaria que analiza la reforma de la Ley Electoral de La Rioja, comenzado por advertir que existe un "alejamiento" en las relaciones entre los electores y los políticos. "El malestar existe, la distancia existe", les ha dicho a los diputados.

       En este marco, ha ensalzado la posibilidad de "personalizar el voto" que ofrecería transformar a La Rioja de un distrito único a, por ejemplo, cuatro: Logroño, Cameros, Rioja Alta y Rioja Baja. Esto, ha creído, daría "una mayor cercanía al electorado" porque "uno busca la identificación con su territorio".

       "Admiro el modelo británico, en el que tienes tu diputado: eso fortalece la democracia", ha dicho al tiempo que ha dibujado un escenario en el que "un diputado de los Cameros, o de Haro, pudiera recibir a los ciudadanos" en su propia localidad, o con un buzón, creando "oficinas parlamentarias en cada circunscripción".

       El catedrático ha desarrollado la idea del "diputado de la zona", explicando: "Ustedes piensen en que los de Briones creen que su vino es el mejor".

       No obstante, ha matizado que, para hacerlo realidad, "hace falta reforma estatutaria, tiene que pasar por las Cortes Generales"; además, el reparto seguiría siento proporcional. Y es que, "no alteraría el esquema de reparto, pero sí aumentaría la identificación de electores y elegidos".

       Lo que no necesitaría reforma estatutaria sería cambiar el sistema de reparto proporcional del actual d'Hont al Sainte-Laguë. No obstante, ha compartido con el diputado socialista Raúl Díaz el sentirse "defensor" del sistema d'Hont. En cuanto a la posibilidad de que beneficie a los partidos mayoritarios, ha dicho: "No ha tenido el efecto de robar a los pobres; ha dado más a los ricos".

       "El sistema d'Hont no es el más justo", ha reconocido, pero ha insistido en que se trata de optar por "la mayor justicia dentro de la eficacia".

       Tampoco le ha parecido "lo más justo" que la barrera de entrada al Parlamento para los partidos políticos esté en el cinco por ciento, pero ha insistido en que está "basado en exigencias de gobernabilidad" porque "el poder del electorado no está en canalizar derechos individuales, sino en contar con un medio para conseguir un gobierno con estabilidad y decisiones políticas".

       Con respecto a reducir la barrera de entrada al Parlamento de La Rioja del cinco al tres por ciento, ha creído que "en La Rioja no ha sido barrera de expulsión del sistema", añadiendo que "a lo sumo podría haber permitido la entrada de partidos menores que no hubiesen introducido cambios en las decisiones".

       A este respecto, el diputado de Podemos Germán Cantabrana ha creído que sí hay un efecto "sicológico" porque si el ciudadano cree que un partido no va a llegar al cinco por ciento no le vota, y opta por un voto útil que, en realidad, hurta votos que, ocasionalmente, podrían haber llegado hasta ese cinco por ciento.

       Al catedrático, por otro lado, también le ha parecido un "elemento favorable de universalización" el envío único de papeletas, para que todos los partidos lleguen a todos los ciudadanos.

       Desde el PP, Jesús Ángel Garrido ha incidido en la necesidad de efectuar una "reforma basada en principios y valores, no en resultados"; así como en la necesidad de "fomentar el apego" con los electores.

       A este respecto, el socialista Díaz ha visto la necesidad de hacer pedagogía entre el electorado con una propaganda que no invite a pensar que estamos en un sistema presidencialista por la única exhibición del cabeza de lista.