4 de agosto de 2020
5 de julio de 2020

La Cofradía de San Gregorio rinde homenaje a los compañeros fallecidos en tiempos de coronavirus

La Cofradía de San Gregorio rinde homenaje a los compañeros fallecidos en tiempos de coronavirus
HomenajeCofrades - COFRADÍA DE SAN GREGORIO

LOGROÑO, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Cofradía de San Gregorio de Logroño volvió a abrir ayer la ermita de San Gregorio en la calle Ruavieja tras unos meses cerrada por el coronavirus. Y lo hizo para homenajear a dos de sus compañeros fallecidos en tiempos de la pandemia: Santiago Alegría e Isabel Barrio, representados, respectivamente, por su mujer Conchi Melero y su hija Arancha; así como por Marta y Rubén.

El cofrade mayor, Taquio Uzqueda, además de explicar el sencillo pero cargado de sentimiento homenaje que se iba a realizar en este primer sábado del mes de julio, glosó la figura de Santiago Alegría, al que "conocí en el año 1967, con 17 años, que entonces era un aprendiz de escaparatista", que especialmente trabajaba en los famosos Almacenes Simeón de la capital "y que atraía la mirada de los ciudadanos cada vez que hacía un cambio de escaparate en estos Almacenes", porque siempre eran espectaculares.

Luego creó, junto a sus socios, "la primera agencia moderna de publicidad" en esta Comunidad, para terminar trabajando con su hija en lo que más le gustaba, el mundo de la publicidad.

La cofrade, Coral Sáenz, explicó que conocía a Isabel Barrio "desde niña pues vivíamos a 50 metros de distancia y nuestros respectivos padres tenían mucha amistad", tanto que incluso llegó a ser la "carabina" de los paseos de Coral con su joven novio.

Destacó que Isabel era "una mujer desinteresada, dispuesta a colaborar y ayudar en todo lo que se le proponía", de esta forma Coral recordó su paso por la Asociación Española Contra el Cáncer y el fichaje que hizo de Isabel para la Junta o cuando le indicó que se uniera a la Cofradía, destacando que el relevo de su madre en la misma, lo tomará su hija Marta.

Coral definió a Isabel como "generosa, sencilla, discreta, gran persona y colaboradora en todo lo que fuese para ayudar a los demás", sin olvidar su participación en la Cofradía del Descendimiento.

Tras estas sentidas palabras, los concejales de Servicios Sociales y Desarrollo Comunitario, Iván Reinares y de Patrimonio y Centro Histórico, Adrián Calonge, a los que acompañaba la concajela Penélope Ramírez, del Partido Popular, hicieron entrega de sendos ramos de flores a la mujer de Santiago Alegría y la hija de Isabel Barrio.

Los agradecimientos por este homenaje fueron realizados por Rubén y Arancha, hijos de cada uno de los cofrades fallecidos, quienes dieron las gracias por el acto de tributo a sus padres y mostraron la satisfacción de los mismos por pertenecer a esta Cofradía.

El sencillo pero emotivo acto finalizó con la escucha del tema de Pepe Blanco, 'En La Rioja nací', que dedicó a esta ermita "chiquitita, chiquitita".

Para leer más