El Consejo de Patrimonio inicia expediente de protección para el viejo cuartel de la Guardia Civil de Calahorra

5 de diciembre de 2018

LOGROÑO, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Superior del Patrimonio Cultural, Histórico y Artístico de La Rioja ha acordado iniciar un expediente para declarar Bien Cultural de Interés Regional el viejo cuartel de la Guardia Civil de Calahorra, según fuentes a las que ha tenido acceso Europa Press.

Patrimonio, en su informe, recuerda que fue el arquitecto Vicente Subirán Martínez quien solicitó la incoación del expediente de protección para el viejo cuartel, obra de mediados del siglo XX del arquitecto Agapito del Valle.

El Consejo respondió el pasado 1 de junio advirtiendo de que carecía de documentación suficiente para hacer una valoración adecuada y requiriendo entonces informes de dos organismos consultivos.

Una vez que cuenta con estos informes se ha tomado la decisión de iniciar el expediente de protección dado que en ellos aparece que el viejo acuartelamiento de la Guardia Civil en Calahorra pertenece al denominado 'Movimiento Moderno' catalogado por organizaciones internacionales.

Además, Patrimonio basa su decisión en una recomendación de la Comisión Europea según la cual "la falta de interés por las obras arquitectónicas del siglo XX, por su cercanía en el tiempo, está provocando pérdidas irreparables".

Patrimonio de La Rioja menciona también "los criterios adoptados en el Documento de Madrid, amparados por ICOMOS y el Plan Nacional para la catalogación y valoración de la arquitectura del siglo XX, que concluyen que es una edificación de carácter singular que cuenta con interés histórico artístico y que su desaparición supone la pérdida de un documento construido de valor histórico, arquitectónico y urbanístico".

El documento, emitido el pasado lunes, 3 de diciembre, no especifica si la protección será para todo el conjunto o para una parte de él. Aún así, podría suponer la obligada modificación del proyecto reservado para esta finca, ubicada en el centro de Calahorra.

Además, el expediente podría alterar los planes del Ayuntamiento de Calahorra, que había previsto la venta de sus 3.300 metros cuadrados de terreno.

Ya el pasado 2 de noviembre, la Dirección General de Cultura y Turismo indicaba al Ayuntamiento de Calahorra "que no procedía el derribo del edificio hasta la recepción de informes técnicos que permitiesen un estudio más completo del edificio".

Sobre esta advertencia se hizo eco el Grupo Municipal de Ciudadanos en una rueda de prensa convocada el pasado 20 de noviembre en la que la edil Cristina Moreno acusó al alcalde de no parecerle "vinculante esta decisión".

Así, el alcalde de Calahorra, Luis Martínez-Portillo había dado a conocer el proyecto para el solar del acuartelamiento y, "respetando todas las opiniones", según dijo, manifestó no encontrarle utilidad al viejo cuartel, además de que aseguró que no le constaba que hubiera "arquitectos de prestigio que lo defiendan".

En aquel momento el alcalde alegó además que no existía "expediente alguno que nos impida tirar el viejo cuartel". Si bien declaró que no tomaría "ninguna decisión que contravenga la ley", subrayó que la protección de la totalidad del viejo cuartel "sería una decisión nefasta porque supondría la ruina económica para la ciudad".

Si el Consistorio calagurritano acata la orden del Consejo Superior de Patrimonio, la primera consecuencia será la paralización de los trámites de derribo de la totalidad del edificio que contaban ya con el visto bueno del Pleno.

Contador

Últimas noticias