5 de agosto de 2020
20 de octubre de 2008

CPAR encarga un informe de impacto ambiental de la Ecociudad y organiza una jornada ciudadana "pedagógica"

Pide a Sanz que "rescate la ética" de su gestión y no siga adelante con la Ecociudad porque está "sólo" en este proyecto

LOGROÑO, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Construcción, Promoción y Afines de La Rioja (CPAR) ha encargado un informe de impacto ambiental del proyecto de Ecociudad que el Gobierno riojano planea en el Monte El Corvo. Además, desarrollará una jornada "pedagógica" para los ciudadanos alrededor de este tema.

El secretario general de CPAR, Juan Ramón Liébana, ofreció hoy una rueda de prensa en la que anunció la próxima celebración de la jornada 'Logroño en el siglo XX. Sostenibilidad, diversidad y cercanía', que se celebrará el 7 de noviembre en Riojaforum, organizada, explicó, "con el máximo cariño" y de forma "accesible al ciudadano".

La jornada tratará temas como la ordenación del territorio; la protección ambiental del monte El Corvo y la Fonsalada; los instrumentos de evaluación ambiental y tramitación urbanística de estas zonas; y los nuevos sectores de Logroño.

Esta iniciativa se organiza en un momento en el que, según dijo Liébana, el presidente del Gobierno riojano, Pedro Sanz, "está empezando a sufrir la soledad más dura y oscura de su vida política" porque ha confundido "el interés regional con el suyo propio" y va a realizar una "fechoría ecológica".

Por eso, consideró necesario que "los logroñeses tengan la información necesaria", ya que advirtió de que quienes adquieran una de las 3.000 viviendas que incluye la Ecociudad se van a encontrar con el proyecto paralizado por orden judicial.

Para este entidad, ha llegado un momento en que "sería bueno que Sanz rescatase la ética en su gestión y no siguiera adelante" con la Ecociudad, tras el informe desfavorable del Consejo Económico.

Así, indicó, después de tener "en contra a la oposición política, el Ayuntamiento de Logroño, a los ecologistas, a los arquitectos, a los constructores y promotores", se encuentra, también, con la oposición del Consejo Económico y Social.

Recordó cómo este organismo, "independiente, le acaba de sacar los colores en un dictamen demoledor que le dice que la Ley de Acompañamiento no está para meter de tapadillo lo que la ley no le permite hacer, que es moldear el planeamiento urbanístico a su gusto, saltarse la solicitud de licencias de obra y evitar el obligado impacto medioambiental".

El dictamen es desfavorable al anteproyecto de Ley de medidas fiscales y administrativas por recoger varias modificaciones de normas "que se justifican únicamente por la necesidad del Gobierno de precisar de una cobertura legal para la aprobación de sus proyectos".

Por su parte, CPAR, para que el proyecto de Ecociudad no se quede sin un estudio de impacto ambienta, como, según esta entidad, busca Sanz, ha encargado uno al temerse que "destruirá un terreno de especial valor medioambiental".

En su comparecencia, Liébana también manifestó que hace falta que se "aprueben los sectores de Logroño para construir las 10.000 viviendas", previstas en ellos, "para que el sector tenga trabajo, tanga actividad y siga manteniendo el empleo".