3 de marzo de 2021
28 de septiembre de 2014

El depurado arte escultórico de Félix J. Reyes llega al museo Pablo Gargallo

ZARAGOZA/ LOGROÑO, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El museo Pablo Gargallo de Zaragoza acoge hasta el próximo 11 de enero una exposición temporal dedicada a la obra escultórica del artista riojano, de origen canario, Félix J. Reyes (Valleseco, Gran Canaria, 1941).

La muestra, que posee un cierto carácter retrospectivo, supone un recorrido artístico y temporal por la obra artística de los últimos 50 años de Reyes, emparentado estéticamente con escultores españoles como Cristino Mallo o Baltasar Lobo.

La exposición exhibe piezas realizadas en el último medio siglo: desde las primeras creaciones de los años 60, en pleno periodo de formación, hasta las más recientes y actuales, como un grupo escultórico en madera, de 2014.

Se trata de una oportunidad para captar la evolución artística de Reyes, adentrarse en su universo estético, conocer sus preferencias temáticas y representativas, los cambios y continuidades que han ido operando a lo largo de estos 50 años de dedicación, el proceso evolutivo de su técnica, sus intereses y los materiales empleados en las labores de creación.

La obra de Félix J. Reyes que se muestra en esta exposición es en su mayoría figurativa, ya sea en pequeño o gran formato. Una figuración hegemónicamente humana, caracterizada por su modernidad, por su gran depuración formal, centrada en lo esencial.

Así, los volúmenes destacan sobre los detalles, que en muchas ocasiones quedan reducidos a su mínima expresión, a la más pura esencia.

Las piezas individuales y grupos escultóricos reunidos en esta muestra fueron realizados en madera (pino y haya mayoritariamente), bronce, hierro, mármol y piedra, y representan en su mayoría figuras humanas. El recorrido expositivo cuenta además con dos instalaciones escultóricas: dos conjuntos compuestos de figuras humanas de tamaño reducido, que se desenvuelven en grandes espacios abiertos.

FÉLIX J. REYES

Félix J. Reyes (Valleseco, Gran Canaria, 1941) cursó sus estudios artísticos en la Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid) y desde 1966 reside en Logroño, ciudad en la que ha desarrollado una dilatada, intensa y brillante trayectoria artística y docente.

En este último campo, en el de la enseñanza, hay que destacar su paso por la Escuela de Arte de La Rioja de la que fue profesor, catedrático y director, hasta su jubilación. En 2002, antes de su retiro, el Gobierno de La Rioja le otorgó la máxima distinción de la Comunidad en la categoría de Bellas Artes.

El trabajo escultórico de Félix J. Reyes sobresale por su gran presencia en espacios públicos urbanos, especialmente en su ciudad de residencia y en toda la Comunidad de La Rioja.