4 de diciembre de 2020
24 de octubre de 2020

Director Máster Sanitario de UNIR aboga por "redoblar la intensidad de las medidas" de seguridad ante el avance COVID-19

Director Máster Sanitario de UNIR aboga por "redoblar la intensidad de las medidas" de seguridad ante el avance COVID-19
Covid-19, mujer y niño con mascarilla mirando por la ventana. - JUANMONINO/GETTY - ARCHIVO

LOGROÑO, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El director del Máster en Gestión de la Seguridad Clínica del Paciente y Calidad de la Atención Sanitaria de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), Jesús Aranaz, ha abogado por "redoblar la intensidad de las medidas" sanitarias de seguridad ante el avance del coronavirus.

El también jefe del Servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Universitario 'Ramón y Cajal' de Madrid en una entrevista a Europa Press, ha señalado que el coronavirus "nos ha sorprendido" al aparecer "en forma de pandemia", si bien ha destacado el "tiempo record en el que se ha avanzado científicamente".

A pesar de ello, hay que convivir con el virus hasta la aparición de la vacuna, por lo que en el día "siempre es conveniente realizar
actividades al aire libre, pero también es cierto que la llegada del invierno las dificulta".

REDOBLAR "INTENSIDAD" MEDIDAS

En este punto, ha recordado que ahora que se conoce la transmisión del virus "fundamentalmente por gotas respiratorias", por lo que por medio del uso de la mascarilla, el mantenimiento de la distancia de seguridad e higiene de manos "frenaríamos la trasmisión del virus", a lo ahora "hay que incorporar la ventilación de espacios, con las dificultades que supone" con la llegada del invierno. No obstante, ha indicado que hay que "redoblar la intensidad" de estas cuatro recomendaciones "a pesar de la adversidad climática".

De hecho, Aranaz ha recordado que en invierno, el SARS-Cov-2 "como cualquier virus respiratoria" se puede esperar que "aumente su contagiosidad", debido "a la alta concurrencia de personas en espacios cerrados" y también por la "menor humedad absoluta" de la propia época.

A estas dificultades, ha añadido la posibilidad - tal y como se señala desde parte de la comunidad científica- de que "a la
transmisión por gotas respiratorias, se añada la posibilidad de contagio por aerosoles, que complicaría aún más la situación de los espacios cerrados".

No obstante, sobre la posible transmisión por aerosoles, "sobre todo en el marco de determinadas prácticas clínicas que los generan y potencian, pero desde luego ni es la vía principal de contagio
ni la más amplia".

Por tanto, el director del Máster en Gestión de la Seguridad Clínica del Paciente ha señalado que las medidas "más apoyadas" por la "evidencia científica siguen siendo evitar y restringir aglomeraciones, distancia entre personas, mascarilla como barrera personal e higiene de manos frecuente, a lo que hay que añadir la vacuna frente a la gripe".

Sobre la incidencia en lugares de trabajo y centros educativos, Aranaz, ha insistido en que las medidas principales son las anteriormente citadas, a las que ha añadido el controlar el número de alumnos "para acomodarlo a la capacidad real del aula o del área de trabajo evitando el hacinamiento, e intentar establecer "grupos burbuja" tanto en el aula como en los desplazamientos y también durante el ocio o las pausas de café o de la comida".

No obstante, ha apostado para "reducir aforos" el "potenciar el teletrabajo", así como "mantener una renovación de aire adecuada mediante la ventilación natural periódica".

VACUNACIÓN GRIPE

El doctor también ha apoyado, en la lucha contra el coronavirus, la vacunación contra la gripe, ya que "ya disponemos de ella, y la del COVID-19 se hará esperar un poco más". Pero además, ha destacado la importancia de la "detección temprana de casos para el aislamiento de los enfermos", el rastreo de contactos para ponerlos en cuarentena o aislamiento preventivo.

Ha reclamado que "no se desatienda las necesidades de los grupos más vulnerables", sobre todo teniendo en cuenta que "si se diera la confección de los dos virus que nos ocupan, el cuadro clínico sería mucho más severo".

Para concluir, ha apuntado que habrá que tener especialmente cuidado en reuniones sociales y familiares por "la creencia falsa de seguridad y confianza entre los convivientes familiares y habituales".