26 de noviembre de 2020
22 de junio de 2018

Empresarios sector calzado seguridad de España se dan cita en el CTCR para conocer novedades del nuevo Reglamento EPI

LOGROÑO, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja, CTCR, ha sido el epicentro para la presentación, a cargo de ASEPAL, de las novedades del nuevo del Reglamento UE 2016/425 sobre requisitos aplicables para la comercialización de Equipos de Protección Individual, EPI, pero también, para dar a conocer las exigencias impuestas en aduanas por el Servicio de Inspección SOIVRE para la importación de calzado.

La temática en cuestión ha supuesto importantes cambios para el sector, ya que las nuevas exigencias del mercado están provocando en la industria zapatera una amplia gama de desafíos para que los empresarios puedan seguir siendo competitivos, rentables y, también, sostenibles.

De ahí el interés de las principales marcas españolas fabricantes y comercializadoras de este tipo de productos de seguridad, trabajo y protección, que, acudían a la llamada del CTCR, con cierta inquietud, pues estas imposiciones legislativas han provocado que deban estar lo más actualizados posibles en aras de garantizar la libre circulación de su EPI.

Y todo ello, se ha hecho más prioritario si cabe desde el pasado 21 de abril, fecha de la entrada en vigor del citado Reglamento, hasta pasado un año, de abril de 2019 se puede seguir comercializando productos siguiendo la Directiva 89/686/CEE. Al respecto, el CTCR se pone a disposición de las empresas que deseen obtener la certificación 'UE de tipo', en sustitución al marcado CE.

Para ello, los laboratorios del CTCR, acreditados por ENAC para la realización de ensayos según la norma UNE-EN ISO/IEC 17025 da servicio a todo aquel que desee recertificar su producto o por el contrario certificarlo de nuevas, centrándose en aspectos importantes como precios y tiempos, en cumplimiento de los requisitos esenciales de salud y seguridad para el usuario.

En resumen, la garantía de la trazabilidad de un EPI en toda la cadena de suministro contribuye a simplificar y hacer más eficiente la vigilancia del mercado. Y en ello, cada uno en su cometido, han intervenido los organizadores de la jornada, CTCR, ASEPAL y SOIVRE, con objeto de alcanzar la conformidad de todas las partes implicadas en la fabricación y comercialización de todo EPI.