28 de noviembre de 2020
23 de septiembre de 2006

Un estudio demuestra que en La Rioja los zapatos son cosa de mujeres ya que gustan al 71% de ellas frente al 54 de ellos

LOGROÑO, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El estudio 'Hábitos y actitudes de los riojanos ante los zapatos' demuestra que, en La Rioja, los zapatos son cosa de mujeres ya que gustan al al 71 por ciento de ellas frente al 54 de ellos. Además, las riojanas se fijan el doble que los hombres en los zapatos que llevan otros; y suelen tener una media de once pares de zapatos mientras que ellos tienen siete.

El hecho de comprar zapatos resulta mucho más agradable a las mujeres que a los hombres, que no necesariamente compran unos zapatos nuevos cuando tienen otros viejos. Son algunas de las conclusiones de un estudio realizado por el instituto de investigación de mercados Metroscopia para la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE), y que se enmarca dentro de la campaña 'Zapatos de España'.

En él se indica que a los riojanos "les gustan los zapatos". De hecho, seis de cada diez entrevistados así lo manifiesta, aunque sobre todo son las mujeres las que lo tienen más claro. Un interés que se corresponde, también, con la atención que le prestan al que llevan otros: cerca de siete de cada diez mujeres (67 por ciento), frente a tres de cada diez hombres (36 por ciento) declaran fijarse siempre en los zapatos que llevan otras personas.

Por el contrario, donde sí parece que existe cierta igualdad de criterios entre hombres y mujeres es a la hora de considerar que el zapato define la personalidad de quien lo lleva (69 por ciento de los hombres, frente al 66 por ciento de las mujeres).

Los riojanos encuestados declaran tener una media de nueve pares de zapatos (once pares ellas, siete pares ellos). Aquí la gama de tramos es amplia, y oscila entre el 23 por ciento de los riojanos que cuenta con cinco o seis pares y el ocho que asegura tener entre veinte y 24 pares, aunque en general suelen usar una media de tres pares de zapatos por temporada.

Por tramos de edad, aquellos de edades comprendidas entre los 26 y 35 años parece ser el grupo que más zapatos tiene, con trece pares de media. Entre los más austeros se encuentran los más jóvenes con seis pares de media.

PLACER U OBLIGACIÓN

Por otro lado, la compra de zapatos es una actividad placentera para el 56 por ciento de las mujeres, afirmación no tan destacada por los hombres, ya que más de la mitad lo considera una obligación o necesidad.

Además, cuando los riojanos van a comprar zapatos, un 55 por ciento lo hace solo y un 45 acompañado. Es la mujer la que prefiere ir sola (61 por ciento), mientras que los hombres prefieren compañía (52). ¿Y quién les acompaña?. Pues al hombre, fundamentalmente su pareja (78 por ciento), y sobre todo cuando se trata de jóvenes, su madre (diecisiete por ciento). En el caso de la mujer, la pareja es la segunda opción, por detrás de la madre (cuarenta por ciento), y seguida de una amiga (veinte por ciento), o la/s hermana/s o hija/s.

A tenor del estudio se desprende que cada riojano se compra para sí mismo como media tres pares de zapatos al año (cuatro en el caso de las mujeres y tres en el de los hombres), gastando un precio medio de 49 euros en cada par. Por tramos de edad, los jóvenes menores de 25 años suelen gastarse un precio medio de 47 euros por cada par, mientras que los mayores de 46 años se gastan de media más de 55 euros por cada par.