3 de diciembre de 2020
30 de octubre de 2020

El Gobierno de La Rioja lanza la campaña institucional 'Preservamos la memoria, fortalecemos la democracia'

LOGROÑO, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Igualdad, Participación y Agenda 2030 del Gobierno de La Rioja, capitaneada por Raquel Romero, ha impulsado a través del Observatorio de Derechos Humanos, dirigido por Sara Carreño, y en colaboración con la Asociación de la Barranca; la campaña institucional de Memoria Democrática "Preservamos la memoria, fortalecemos la democracia", coincidiendo con la festividad del 1 de noviembre.

La citada campaña ha sido lanzada para poner en valor nuestra historia, y en particular la lucha de las mujeres de negro de La Rioja. Esta campaña toma como imagen una fotografía realizada por el fotógrafo Luis Brox en el año 2006.

La mujer que aparece en la imagen era Rosario Bretón, la que fuera una de las tantas mujeres de negro que lucharon por el reconocimiento de sus familiares asesinados en La Barranca. Gracias a la perseverancia de las mujeres de negro y a la Asociación para la Preservación de la Memoria Histórica La Barranca, se ha logrado que hoy en La Rioja hayamos convertido un lugar de tristeza y muerte en un memorial cargado de dignidad dedicado a las víctimas del régimen franquista.

Romero ha declarado que "España tiene la obligación de atender, velar y reparar los derechos de las víctimas y sus familiares, para así poner punto y final al sufrimiento que aún hoy muchas siguen acarreando. La memoria debe ser uno de nuestros ejes principales para luchar contra el discurso de odio, puesto que sin memoria no hay democracia".

Carreño ha manifestado que "esta campaña se lanza coincidiendo con el 1 de noviembre, fecha de recuerdo a todas aquellas personas que lucharon por la Democracia y la Libertad, las cuales no olvidamos y tenemos siempre presentes puesto que porque fuimos somos y porque somos serán".

Desde la Consejería de Igualdad Participación y Agenda 2030 se ha reiterado el compromiso firme del Gobierno de La Rioja por el reconocimiento de todas las víctimas que padecieron persecución o violencia, por razones políticas, ideológicas, de conciencia o creencia religiosa, de orientación e identidad sexual, durante el período comprendido entre el golpe de Estado de 1936, la Guerra Civil y la Dictadura franquista.