16 de enero de 2021
30 de noviembre de 2020

Hermoso de Mendoza recuerda que la norma de bares está vigente desde mayo aunque apunta la posibilidad de adaptaciones

Hermoso de Mendoza recuerda que la norma de bares está vigente desde mayo aunque apunta la posibilidad de adaptaciones
Calle Laurel - EUROPA PRESS - ARCHIVO

LOGROÑO, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, ha recordado este lunes que la normativa para la apertura de los bares en Logroño lleva vigentes desde el pasado mes de mayo, aunque, tras los problemas ocurridos ayer, en el primer día de reapertura tras el desconfinamiento de la ciudad en zonas como Laurel o San Juan, ha apuntado a la posibilidad de que se hagan adaptaciones.

Los hosteleros de estas zonas reclamaron ayer domingo la falta de información sobre la posilibidad de colocar en el exterior de sus establecimientos de mesas altas o barricas, lo que, en algunos casos, llegó a provocar que los locales no abrieran, dado el escaso aforo en su interior.

El alcalde ha asegurado hoy que "se ha venido trabajando todo este fin de semana con el sector para la reapertura" especialmente en las zonas de Laurel o San Juan, al tiempo que ha avanzado una reunión esta misma semana "para aclarar dudas".

Con todo, ha señalado que "la normativa al respecto está vigente desde mayo para toda la ciudad". Para Hermoso de Mendoza, "en el verano se trabajó bien, ha podido haber algo de relajación dado que los contagios estaban a la baja o no había, y no existía la limitación de aforos".

A partir de ahí, "es posible -ha reconocido igualmente el primer edil logroñés- que si se hubiera comunicado antes, no hubiera existido ningún problema". El regidor municipal ha apuntado que las instrucciones para la Policía Local eran "en primer lugar, informar; luego, apercibir; y solo si había un incumplimiento flagrante y repetido, llegar a la sanción".

En sus palabras, "lo que buscamos es, como en todos los casos durante la pandemia, hacer cumplir la ley sin llegar a las medidas punitivas". No le consta que en este pasado fin de semana se haya levantado ningún acta de sanción a ningún establecimiento de estas zonas, "y tenemos que ser conscientes de que la situación sigue siendo dífícil".

Por eso, el alcalde ha defendido que "vamos a seguir hablando con ellos, como hemos hecho este fin de semana y como vamos a hacer esta misma semana", porque, como ha señalado, "hay elementos en la calle que pueden llegar a ser más seguros que en el interior" de estos establecimientos, normalmente de reducido tamaño, "y que se podrían poner, según las zonas, en zigzag o de manera adecuada, hay que ir viendo el encaje y adaptándonos a las circunstancias".

Para leer más