19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 14 de marzo de 2009

    Las Jornadas de Filosofía de la UR reúnen a Marina, Sádaba, Mosterín y Tamayo entre los días 23 y 27 de marzo

    LOGROÑO, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Filósofos como José Antonio Marina, Javier Sádaba, Jesús Mosterín o Juan José Tamayo, entre otros, participan en las Jornadas de Filosofía 2009, organizadas por la Universidad de La Rioja, entre los días 23 y 27 de marzo.

    La quinta edición de estas jornadas lleva por título 'La revancha de Dios (pensar a Dios desde la filosofía)' y consta de diez sesiones en las que se abordarán cuestiones como el futuro de la religión, las razones para creer, la increencia, la superstición y la ciencia.

    La nueva convocatoria prestará especial atención al problema de Dios y la religión en las sociedades actuales. La organización parte de la tesis establecida por la Modernidad -la *muerte de Dios*- y la irrelevancia o la desaparición progresiva de la religión de las sociedades modernas, debido al avance de la racionalidad, sobre todo, tecnocientífica en el mundo.

    Éstas serán algunas de las cuestiones que abordarán filósofos como José Antonio Marina (Toledo, 1939), Javier Sádaba (Portugalete -Vizcaya- 1940), Jesús Mosterín (Amusco -Palencia- 1946) o Juan José Tamayo (Bilbao, 1941), entre otros, que acudirán a la cita en Logroño.

    La suficiencia y potencia de la razón (racionalismo y revolución científica), la cultura ilustrada, la transformación política, social y económica del mundo (revoluciones sociopolíticas) habrían arrumbado los misterios de la vida y el mundo -tutelados y gestionados por la religión en sociedades preilustradas- para reducirlos a simples *problemas* cuya solución vendría de la transformación intrahistórica de la sociedad humana y la racionalización progresiva de sus estructuras.

    Este proceso imparable de racionalización y secularización debería haber convertido en superflua la *hipótesis Dios*, pero este diagnóstico no se ha cumplido. En el mundo postmoderno, Dios retorna de su ocultamiento cultural bajo nuevas formas de sacralización: neomisticismo, ritualizaciones sociales, panteísmo, fundamentalismos, esoterismos, nuevos cultos (culto al cuerpo, culto político, culto deportivo, culto musical)... precisamente en coincidencia con la crisis de la Modernidad.

    La revancha de Dios exige a la filosofía un ejercicio de clarificación del objeto cultural *Dios*, la función social de las religiones y las relaciones entre religión y ciencias. Dios vuelve a estar presente en la filosofía, en la ciencia e, incluso, en la calle con la polémica de los *autobuses ateos*.