11 de diciembre de 2019
  • Martes, 10 de Diciembre
  • 22 de noviembre de 2019

    El jurado ve probado que el policía local J.M.C destruyó un atestado "con plena conciencia"

    Con respecto a los otros acusados, a los que el Fiscal acusaba de haberlo permitido, ve probado que no se dieron cuenta

    El jurado ve probado que el policía local J.M.C destruyó un atestado "con plena conciencia"
    Palacio de Justicia de La Rioja - EUROPA PRESS - ARCHIVO

    LOGROÑO, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El jurado popular de la causa por la que el fiscal acusaba a un policía local de destruir parte de un atestado para beneficiar a un amigo, y a otros dos por consentirlo, ha visto probado que el primero lo hizo "con plena conciencia". No obstante, no ha visto probado que los otros lo permitieran.

    De este modo, el jurado ha considerado probado que la noche del 18 de septiembre de 2015 tuvo lugar un accidente de tráfico, en el cual, un conductor dio positivo. Su mujer, ha creído también probado, llamó a un policía local amigo, J.M.C.

    El policía, sobre las 6.15 horas del día siguiente, acudió a su puesto de trabajo en el departamente de Atestados e hizo desaparecer parte del atestado, incluídas las tiras del control de acoholemia, triturándolo en la máquita picadora de papel.

    Para el jurado, ha quedado probado que lo que hizo desaparecer fue la documentación relativa al accidente ocurrido la noche anterior en el que estaba implicado su amigo, y no un control de alcoholemia voluntario como defendió en el juicio.

    Lo hizo, especifica, de "forma intencionada" y "con plena conciencia y voluntad de que destruía ese concreto atestado" como consecuencia de la conversación que había mantenido el día anterior.

    Con respecto a los otros acusados, a los que el Fiscal acusaba de haberlo permitido, no se dieron cuenta de que lo que introdujo en la máquina trituradora de papel era parte del atestado que ellos habían instruido y sólo se percataron de la desaparición tiempo después.

    En cuanto a la multa, el jurado ve probado que los agentes pudieron tramitarla gracias a la copia del boletín de denuncia y, por eso, el amigo del primer acusado finalmente la pagó.

    Por tanto, el jurado no ve probado que los agentes que habían instruído el atesto se dieran cuenta de lo que hacía su compañero ni lo consintieran.

    Así, el jurado ve culpable a J.M.C de haber destruído, a sabiendas, un atestado correspondiente a un accidente de tráfico, en las dependencias del departamento de Atestasos de la Policía Local de Logroño, donde prestaba sus servicios profesionales como agente de Policía Local.

    A los otros dos les ve no culpables de haber permitido, y consentido, a sabientas, la destrucción de parte de un atestado correspondiente a un accidente de tráfico en cuya confección habían participado.

    Por último, el criterio del jurado es no favorable a que se suspenda la ejecución de la condena, así como a que se proponga al Gobierno de la Nación el indulto.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en La Rioja