29 de noviembre de 2020
21 de octubre de 2020

Logroño mantiene impuestos y tasas en 2021 e introduce bonificaciones al comercio en el IBI y progresividad en pluvalías

Logroño mantiene impuestos y tasas en 2021 e introduce bonificaciones al comercio en el IBI y progresividad en pluvalías
La concejala de Economía y Hacienda, Esmeralda Campos. - AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO

LOGROÑO, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Logroño mantendrá sin variaciones para el próximo ejercicio 2021 los impuesos y tasas y precios públicos, mientras que introduce bonificaciones específicas para el comercio en el IBI y también un nuevo criterio de progresividad en las plusvalías, como ha señalado este miércoles la concejala de Economía y Hacienda, Esmeralda Campos.

Como ha insistido la edil, "este proyecto de modificación, que será sometida a votación en el próximo pleno, el 5 de noviembre, no conllevará un incremento de las tasas e impuestos municipales y mantendrá las actuales bonificaciones fiscales".

El principal objetivo de este proyecto de modificación de las Ordenanzas Fiscales "es apoyar a la ciudadanía y al tejido comercial logroñés, que está viviendo momentos complicados en la actual situación de crisis generada por la pandemia de la Covid-19", ha afirmado.

"Queremos estar al lado de las familias y de nuestro comercio local en estos momentos de incertidumbre, minimizar el impacto de la crisis económica y lograr que la economía de nuestra ciudad se reactive de nuevo", ha asegurado Esmeralda Campos.

Una línea de trabajo, ha añadido, por la que estamos realizando una apuesta firme, como demuestran las ayudas para PYMEs y autónomos por valor de 1,6 millones de euros que ya se están haciendo efectivas".

Además, "este proyecto persigue también introducir mejoras para la optimización del control y el seguimiento de los recursos económicos en la gestión pública; sistematizar, clarificar y corregir posibles problemas de redacción o lagunas que se han detectado en la gestión diaria de los impuestos".

También, ha proseguido, "aportar una mayor precisión en los requisitos objetivos para acceder a la concesión de las bonificaciones y beneficios fiscales mediante una regulación más exhaustiva para que su aplicación tenga una mayor seguridad jurídica; y fortalecer la seguridad jurídica de los sujetos pasivos sistematizando y aclarando la documentación que deben presentar en cada uno de los procesos administrativos fiscales".

Campos ha dicho que "el resto de las modificaciones propuestas son consecuencia de la evaluación periódica de la actualidad normativa. Algunas de las modificaciones provienen de incidencias, dudas o sugerencias concretas planteadas por los ciudadanos en los diversos procedimientos administrativos, que se tienen en cuenta para realizar un análisis de las Ordenanza Fiscales".

"Estamos hablando de una actualización de las Ordenanzas en relación a las remisiones legales contenidas en la misma, mejorar la redacción y la concreción jurídica de su articulado. Todo ello con el fin de optimar la gestión de los procedimientos administrativos fiscales e intensificar las garantías de la ciudadanía", ha señalado la concejala de Economía y Hacienda, Esmeralda Campos.

La propuesta de modificación se centra, ha resumido la concejala, en "no hablar de una subida, sino de mantener y mejorar las bonificaciones existentes". Por ello, ha avanzado que, entre las bonificaciones, se encuentran las destinadas al comercio minorista en el IBI, con un 75% de la cuotas en general, que se eleva al 90% en el caso de que el comercio esté en el Casco Antiguo.

En el caso de las plusvalías, se introduce una bonificación del 95% en el caso de víctimas de violencia de género y la progresividad que se tendrá en cuenta de acuerdo con el valor catastral del inmueble, de modo que, en viviendas de menos de 100.000 euros, se aplicará el 50%; un 35% entre 100.000 y 200.000 euros; y de un 25% para inmuebles de más de 200.000 euros.

MÁS CAMBIOS.

Además, de forma más específica, en la Ordenanza nº 1 Fiscal General de Gestión, Recaudación e Inspección, se promueva el uso de los medios electrónicos en el ámbito tributario; se propone la modificación pertinente para evitar el uso del pago en efectivo con billetes y monedas en las oficinas de recaudación municipales con un doble objetivo, especialmente relacionado con la Covid-19; y se recoge expresamente que la comunicación de un cambio en el Padrón no supone la comunicación del cambio del domicilio fiscal.

En el IAE, se introducen como sujetos pasivos exentos de este impuesto a contribuyentes por el Impuesto sobre la Renta de no Residentes; y como criterios de objetividad y se clarifican los requisitos para optar a las diferentes bonificaciones.

Así, se redefine la configuración objetiva y concreta de las bonificaciones, de forma que se delimitan los documentos y las circunstancias objetivas y se definen con precisión los supuestos de acceso a ellas. Además, se amplía el plazo de presentación de solicitudes con el fin de facilitar la presentación de la documentación requerida acreditativa para su concesión.

Por último, en la Ordenanza nº 12, reguladora de la tasa de la grúa, se propone la modificación de esta ordenanza para recoger a los vehículos de movilidad personal (VMP o "patinetes eléctricos") en esta tasa municipal.

La concejala de Economía y Hacienda ha finalizado "tendiendo la mano una vez más a la oposición para apoyar el proyecto de modificación de las ordenanzas fiscales", que prevé que sean aprobadas por el Pleno del Ayuntamiento del mes de noviembre, una vez que los grupos políticos hayan podido enmendarlas, y que estén vigentes a partir del 1 de enero de 2021.

Para leer más