22 de octubre de 2020
12 de enero de 2020

Este lunes, conferencia 'Víctimas del absolutismo. Paradojas del poder en la España del siglo XVIII'

Este lunes, conferencia 'Víctimas del absolutismo. Paradojas del poder en la España del siglo XVIII'
CONFERENCIA 'VÍSPERAS DEL ABSOLUTISMO' - UR - ARCHIVO

LOGROÑO, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

José Luis Gómez Urdáñez, catedrático de Historia Moderna de la Universidad de La Rioja, ofrece este lunes 13 de enero, a las 18,00 horas, la conferencia 'Víctimas del absolutismo. Paradojas del poder en la España del siglo XVIII' en el Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Gran Vía de Logroño.

En esta conferencia -organizada por la Asociación de Amigos de los Retablos de La Rioja- José Luis Gómez Urdáñez ofrecerá un adelanto de su próximo libro, publicado por Punto de Vista Editores.

En ella planteará "cómo el Absolutismo podía lucir la etiqueta de ilustrado, pero era absolutismo. Dios y la Monarquía ordenaban el mundo; la Iglesia y la Nobleza debían dirigirlo. Pero no fue así, por eso el siglo XVIII español resulta tan atractivo. Los numerosos personajes que desfilan por el libro tuvieron mucho poder, pero no pertenecieron a la gran nobleza".

"El Seminario de Nobles, donde se educaban los retoños de los grandes, no dio un solo ministro en el siglo ilustrado. Sin embargo, los aristócratas, parapetados en sus viejos privilegios en la Domus Regia -siempre al lado del rey-, ejercieron en la oposición, impidiendo todo proyecto que perjudicara su posición. A veces llegaron a la extrema crueldad".

"Macanaz, Gándara, Ensenada, Olavide, Floridablanca, Urquijo, Cabarrús o Jovellanos nacieron en familias humildes, a veces de hidalgos pobres, y llegaron a ministros del rey. En su mejor momento gozaron de la más alta protección, pero su carrera su truncó en cuanto rebasaron los límites y acabaron en la cárcel o en el destierro".

Arrastraron en su caída "a sus protegidos, con los que se cebó todavía más la infamia política: el operista Nicoló Setaro, el erudito José Luis Velázquez, el profesor Ramón de Salas, etc. formaban en uno de los dos partidos que ya anunció Feijoo, el partido de las reformas. Pero el otro partido, el de los grandes siempre en la sombra, era muy poderoso y acabó con ellos".

Son algunas de las "Víctimas del absolutismo y de sus variados instrumentos, desde la real gana -siempre el rey dando o quitando- al tribunal de la Inquisición. El siglo de la autoridad a la manera de Hobbes ('toda autoridad debe ser acatada por el hecho de serlo') fue en España el siglo de la crueldad".

Para leer más