21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • 19 de julio de 2014

    Más de 9.800 riojanos no tienen acceso a un cajero automático

    El número de riojanos sin acceso a un cajero aumenta un 5,2% desde 2008

    Más de 9.800 riojanos no tienen acceso a un cajero automático
    EUROPA PRESS

    LOGROÑO, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Desde el inicio de la crisis, el número de riojanos sin acceso a un cajero automático ha aumentado un 5,2 por ciento, al pasar de 9.390 a 9.876, según informa Kelisto.es que ha publicado recientemente la tercera parte de su estudio sobre los desequilibrios provocados por el sistema de cuotas y comisiones de las tarjetas bancarias.

    Tras estos datos, La Rioja es la tercera Comunidad Autónoma donde menos ha aumentado el número de consumidores sin acceso a un cajero o sucursal. Por el contrario, las regiones con mayor incremento han sido Madrid (+48,3 por ciento), Aragón (+44,4 por ciento) y la Comunidad Valenciana (+39,9 por ciento).

    En total, un 3,1 por ciento de la población riojana no tiene acceso a un cajero automático y más de 38.500 riojanos están en riesgo de quedarse sin acceso a cajeros automáticos.

    La desaparición de cajeros se explica por el cierre de oficinas bancarias ya que desde 2008, se han eliminado un total de 106 sucursales riojanas (-21,7 por ciento).

    Entre otros datos, destaca también que el número de personas con acceso a tan solo un cajero en su municipio se sitúa en 18.945, el 5,9 por ciento de la población de La Rioja.

    En total, 38.542 riojanos viven en municipios con solo uno, dos o tres dispensadores de efectivo, lo que equivale al 12 por ciento de la población.

    Por su parte, en nuestra comunidad autónoma, la probabilidad de sacar dinero de un cajero pagando comisiones se sitúa en el 34,9 por ciento (frente al 50 por ciento nacional): este dato la convierte en la región con menos posibilidades de pagar por realizar una extracción.

    LA RIOJA, LA REGIÓN QUE MENOS COMISIONES PAGA A LA BANCA

    De los 3.266 millones que la banca ingresa cada año por cuotas y comisiones de las tarjetas, el 0,6 por ciento procede de La Rioja que se convierte en la región que menos dinero genera para las entidades.

    Las cuotas y comisiones por tarjetas que paga cada riojano se sitúan en 61,2 euros anuales, frente a los 70,2 de la media nacional. Este importe convierte a los riojanos en los que menos pagan.