1 de marzo de 2021
9 de noviembre de 2014

Más árboles y más seguridad en la zona de juegos, principales demandas vecinales de Primero de Mayo

LOGROÑO, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Alrededor de 150 personas han participado este domingo en la Asamblea Informativa realizada en la plaza Primero de Mayo de Logroño  para conocer las sugerencias y quejas de los vecinos de la zona con motivo de las obras que se están realizando en el parque. Entre ellas, "la falta de árboles y la seguridad en las zonas de juegos", han sido las principales demandas vecinales.

   La reunión ha contado, en palabras de uno de los portavoces de la Comisión creada por los propios vecinos de la zona, José Luis Gil, "con una asistencia masiva" de personas interesadas por el transcurso de las obras.

   En concreto, dos han sido las principales demandas vecinales, tal y como ha detallado a Europa Press el portavoz. La primera de ellas es "la tala de árboles" que se ha llevado a cabo y que deja la zona "sin posibilidad de sombra para los meses de primavera y verano".

   Según ha explicado, "se han colocado más de treinta bancos en la zona este del parque -la que da a la calle Lardero- pero ahora no hay árboles para refugiarnos del calor". Ésta es "una plaza muy concurrida sobre todo por personas mayores" y por ello "es necesario ofrecer una solución a este problema". Si no se pueden poner árboles "pedimos que se pongan pérgolas o algún tipo de mobiliario urbano que permita refugiarnos en los meses de calor". Esta zona de la plaza, ha continuado, "contaba con más de cien árboles y ahora solo hay 20 ó 30".

   Otra de las principales demandas que se han recogido durante la reunión de esta mañana es la relativa a la "seguridad" en las zonas de juegos. Al respecto, Gil ha explicado que "hoy han hablado madres con niños que consideran que esa zona es peligrosa, no por los juegos en sí sino por el suelo que se ha construido". Los vecinos consideran que se necesita "una base almohadillada para amortiguar las caídas de los niños y no la base de moqueta y cemento que han instalado".

   Entre otras de las quejas que se han planteado esta mañana es la necesidad de instalar urinarios en el parque porque "aunque desde el Ayuntamiento nos indican que se pueden usar los baños de los bares o el de los garajes no creemos que sea la mejor solución y en el proyecto no está contemplado". A ella también se suma la necesidad de que las farolas "alumbren más". Además, el diseño de la plaza "con parcelas de arena y tierra y los adoquines instalados", tampoco terminan de convencer a los vecinos.

   A pesar de que todavía quedan varios meses hasta que se cumpla el plazo de ejecución de obra en marzo de 2015, los vecinos contemplan la necesidad de realizar estas sugerencias porque "vemos que no se está llevando a cabo el proyecto consensuado con los vecinos".

   Con todo ello, desde la Comisión creada han observado "el descontento de los vecinos con las obras" y "queremos que, ahora que estamos a tiempo, poder hablar para que haya más consenso".

   Tras recoger las sugerencias de este domingo, la semana que viene volverá a reunirse la Comisión -formada por más de 20 vecinos- para poner en orden y recopilar toda la información y posteriormente "volveremos a hablar con los concejales correspondientes y la dirección de obra para presentarles estas quejas".

   Aún así, tal y como ha querido reseñar el portavoz de la Comisión, la disposición del Ayuntamiento en este asunto "es buena y hay diálogo" pero "estamos preocupados y queremos que oigan nuestras sugerencias porque cuando se diseña una plaza hay que ver quién la va a utilizar y las personas mayores y los niños deben tener sus necesidades cubiertas".

Para leer más