1 de junio de 2020
6 de abril de 2020

Plena inclusión pide el cese de los insultos a las personas discapacitadas con permiso para pasear

LOGROÑO, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

Plena Inclusión La Rioja ha pedido respeto para las personas con discapacidad intelectual que realizan paseos terapéuticos; y el cese de los insultos a estas personas con permiso para salir a la calle durante el confinamiento.

En nota de prensa, Plena Inclusión ha recordado que el 19 de marzo el BOE publicó una instrucción que modificaba el artículo 4 del Real Decreto de declaración del estado de alarma de 17 de marzo.

En ella se permitía circular excepcionalmente por la vía pública "a las personas con discapacidad que tengan alteraciones conductuales que se vean agravadas por la situación de confinamiento".

Añadían que pueden ir con un acompañante y tienen derecho "a circular por las vías de uso público, siempre y cuando se respeten las medidas necesarias para evitar el contagio".

Ha relatado cómo, sin embargo, algunas de estas personas y sus acompañantes están viviendo situaciones muy desagradables cuando realizan estas salidas terapéuticas.

Esto, ha añadido, tiene repercusiones directas en la salud, tanto física como psicológica, de las personas que tienen que soportar estos insultos e increpaciones.

Y es que, a veces, estos gritos e insultos pueden suponer una sobrecarga sensorial que desencadene respuestas de miedo, dolor, agravamiento de determinadas conductas, etcétera.

Las repetidas ocasiones en las que se están dando estas situaciones ha llevado a Plena inclusión España a denunciar ante el Defensor del Pueblo estos hechos.

Así mismo se le ha solicitado que emita una recomendación a las autoridades competentes para que dispongan que los servicios policiales intervengan y garanticen estos paseos sin incidentes, sancionando los hechos, si es preciso, ya que durante el estado de alarma estos deben asegurar el acceso a esa utilización justificada y excepcional de la vía pública.

Por otro lado, Plena inclusión se opone a la opción de que las personas con discapacidad intelectual que necesitan recurrir a estos paseos terapéuticos salgan a la calle portando distintivos que las identifiquen.

A su juicio, esto supondría que las víctimas se vean obligadas a renunciar a sus derechos al honor y a la intimidad y a tener que identificarse en público, como personas con discapacidad intelectual.

Plena inclusión ha lanzado una encuesta dirigida a las personas que recurren a las salidas terapéuticas durante el confinamiento, para recabar información sobre este tipo de incidentes.

Para leer más