6 de abril de 2020
18 de agosto de 2008

Policía Foral detiene a un vecino de Calahorra de 22 años, por conducir bajo los efectos de sustancias estupefacientes

Detenidos once conductores e interpuestas 291 denuncias durante la operación del puente de agosto en Navarra

LOGROÑO/ PAMPLONA, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Policía Foral detuvo el viernes 15 de agosto, en Tafalla, un vecino de Calahorra (La Rioja), de 22 años, por conducir bajos los efectos de sustancias estupefacientes, según informó hoy el Gobierno en un comunicado.

La Policía Foral cerró la operación salida-retorno de vacaciones de mediados de agosto con 291 denuncias a conductores por exceso de velocidad o alcoholemias positivas y once detenidos por presuntos delitos contra la seguridad vial cometidos en Elizondo, Burlada, Monteagudo, Pamplona, Peralta, Tafalla y Valtierra, entre ellos un conductor que circulaba de forma temeraria por la Ronda Oeste de Pamplona y otro que quintuplicó la tasa de alcoholemia un día después de haber sido arrestado tras cuadruplicarla en otra prueba de etilometría.

Entre la tarde del jueves 14 de agosto y hasta las 24 horas de ayer domingo, el Cuerpo atendió 16 accidentes - con 17 vehículos implicados-, con una persona fallecida - un vecino de Milagro murió el jueves en una salida de vía ocurrida en la NA-NA-8703 (variante de la NA-134 Eje del Ebro), en Tudela- y tres heridos de diversa consideración.

Ninguno de los accidentes de tráfico tuvo lugar en las inmediaciones de Burlada y Tafalla, localidades que celebran estos días sus fiestas patronales y en las que se intensificaron los controles de etilometría.

También pudo contribuir el hecho de que en la comisaría de Tafalla de la Policía Foral se facilite a todos los conductores que lo deseen la prueba de alcoholemia con el único propósito de que puedan conocer si su condición les permite ponerse al volante o no, una iniciativa que forma parte del operativo de seguridad y tráfico especial coordinado conjuntamente con la Guardia Civil y la Policía Municipal para prevenir los accidentes de tráfico producidos por consumo excesivo de alcohol durante las fiestas.

Entre el viernes 15 y ayer domingo, 17 de agosto, los agentes practicaron 117 pruebas voluntarias. En 62 casos, la tasa fue inferior a la permitida y otras 55 personas, esto es, un 47 por ciento, dio positivo (superaban los 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire espirado). Destacan 25 conductores que duplicaron la tasa, cinco que la triplicaron y uno que la cuadruplicó.

El día de mayor afluencia de conductores a la comisaría fue la madrugada del domingo, en la que se realizaron 65 pruebas, seguida de la madrugada del viernes, cuando acudieron 39 conductores.

MÁS 15.000 VEHÍCULOS

De los 19 controles de etilometría practicados durante la operación salida-retorno de vacaciones, siete fueron instalados en la zona de influencia de Burlada, con 164 vehículos controlados y dos denuncias. Los agentes colocaron otros siete en la zona de influencia de Tafalla, con 151 conductores parados y cuatro denunciados.

En estas dos localidades, la Policía Foral detuvo desde el pasado jueves a cuatro conductores, tres por alcoholemias y otro por conducir bajo los efectos de sustancias estupefacientes. En el resto de la Comunidad Foral, se instalaron otros cuatro, con 258 pruebas practicadas y cuatro denuncias.

En cuanto a los controles de velocidad, la Policía Foral instaló 37 y verificó la velocidad de 14.931 vehículos. Los agentes interpusieron 281 denuncias, que restaron un total de 736 puntos.

Un vecino de Tafalla de 30 años fue interceptado y detenido el pasado sábado por agentes de la Policía Foral por un presunto delito de conducción temeraria por la Ronda Oeste de Pamplona.

Los agentes observaron cómo realizó varios adelantamientos por la derecha y otro sobrepasando una línea continua, lo que obligó a otro vehículo que circulaba en dirección contraria a apartarse al arcén para evitar una colisión.

Además, el detenido conducía sobrepasando el límite de velocidad. La Policía Foral lo persiguió desde la Ronda Oeste hasta Beriáin, en la N-121 (Pamplona-Tudela), donde finalmente fue detenido.

Asimismo, la Policía Foral ha puesto a disposición de distintos juzgados de Navarra a otros diez conductores por presuntos delitos contra la seguridad vial cometidos desde el jueves. En la madrugada de hoy lunes fueron detenidos dos por superar los 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, uno vecino de Ansoáin de 48 años y detenido en un control preventivo instalado en Burlada y un vecino de Tudela de 50 años arrestado en Valtierra.

El domingo los agentes de la Policía Foral detuvieron en Tafalla a un vecino de Tarbes (Francia) de 40 años que cuadruplica la tasa de alcoholemia permitida y, en Burlada, a una vecina de Pamplona de 18 años que circulaba sin carné.

El sábado fue arrestado en Pamplona un vecino de 38 años que fue sorprendido por una patrulla de la División de Tráfico de la Policía Foral cuando conducía de manera irregular. Los agentes presenciaron como el conductor se subió a la acera en una rotonda y circulaba dando bandazos.

Tras realizarle la prueba de alcoholemia comprobaron que superaba la tasa establecida como delito y fue detenido. En Elizondo fue arrestado en el casco urbano un vecino de 25 años por alcoholemia positiva y por un delito de quebrantamiento de condena, ya que tenía retirado el carné por sentencia judicial firme.

También el sábado fue detenido en la travesía de Peralta un vecino de 28 años que quintuplicaba la tasa de alcohol permitida. Se da la circunstancia de que este mismo conductor fue arrestado el día anterior en la Plaza de los Fueros de la localidad por cuadruplicar el límite de alcohol establecido para conducir.

En Pamplona, fue detenido un vecino de Valencia de 37 años tras ser sorprendido por los agentes de la Policía Foral cuando hablaba por el teléfono móvil mientras conducía, por lo que fue sancionado administrativamente.

Al darle el alto, comprobaron además que el permiso de conducir le había sido retirado por sentencia judicial, hecho por el que fue arrestado. Por último, en Monteagudo, en la N-121-C (Tudela-Tarazona), fue arrestado un vecino del municipio de 30 años que conducía sin permiso.