4 de abril de 2020
27 de junio de 2018

PP.- García-Hernández dice que baja inscripción "ha sido una mala noticia" e insiste en que "se levante ese requisito"

PP.- García-Hernández dice que baja inscripción "ha sido una mala noticia" e insiste en que "se levante ese requisito"
EUROPA PRESS

LOGROÑO 26 (EUROPA PRESS)

El precandidato a la Presidencia del Partido Popular, José Ramón García-Hernández, ha afirmado que la baja inscripción - de menos del 8 por ciento para elegir a los candidatos- "ha sido una mala noticia", de ahí que haya insistido que se "levante este requisito" para poder votar el 5 de julio, hasta el punto de haber presentado un "escrito jurídico" ante la Comisión Organizadora del Congreso del PP.

Ha asegurado que "de camino a aquí no me han dejado de llegar mensajes de gente que no había recibido la documentación y no ha podido inscribirse, o de sedes que estaban cerradas", por lo que he pedido que se levante ese requisito de cara a las votaciones del 5 de julio. Ha apuntado que "es un proceso nuevo, y estamos aprendiendo a medida que lo estamos haciendo", por lo que "tampoco queremos ser como Podemos, que a veces les sale el 108 por ciento del censo, pero somos liberales y por tanto debemos dejar que vote el que quiera".

García-Hernández ha hecho estas manifestaciones ante los medios de comunicación momentos antes de mantener un encuentro con afiliados riojanos del Partidos Popular. Ha estado arropado, entre otros, por el presidente de La Rioja y presidente del PP en la comunidad, José Ignacio Ceniceros, a los que ha presentado un "proyecto para mejorar el Partido Popular".

Ha señalado que representa el "proyecto de los afiliados, porque yo soy el candidato de los afiliados". De hecho, recuperar a éstos es una de las medidas que ha destacado, así como "recuperar la firmeza y los principios que nos han hecho grandes, y ser una referencia en Europa del liberalismo, del conservadurismo, del humanismo cristiano, pero con la finalidad de renovar el partido, de arriba a abajo, y de abajo a arriba".

El precandidato ha destacado que "necesitamos un partido nuevo por el momento histórico que estamos viviendo", buscando además "reunir al partido para reunir a todo el centro derecha que se encuentra disperso, y aglutinar a los españoles en un proyecto moderno, pero con los valores clásicos, porque el gran reto que tiene el país, la unidad de España, el independentismo".

PARTIDO EJEMPLAR

García-Hernández ha indicado que a nivel nacional "tenemos una coalición de izquierdas, de extrema izquierda, de independentistas y de filoetarras, que ha decidido arrinconar al PP". En este punto, ha recordado que a los 'populares' "les surgió un competidor, muy molón, de otro color, pero un competidor"; y por ello "con este proceso que tenemos en marcha, que no se puede cerrar en falso, tenemos que llevarnos a todos a renovar el Partido Popular, con la única finalidad de servir a España y a los españoles, y presentar una alternativa creíble, con mejores políticas, y volver a ganar las elecciones". Para ello, ha apuntado que "debemos ser ese partido ejemplar".

En este punto, ha señalado que "alguien decía que para ser secretario general del PSOE debías ser como SuperLópez, pero para ser el presidente del Partido Popular hay que ser casi Superman, porque nuestra gente es muy exigente", que "es algo que me parece extraordinario".

García-Hernández ha abogado por una "renovación absoluta por base de primarias para cada cargo, algo que va a romper la lógica de la confrontación en el PP, y va entrar la de la colaboración, como hacen ya varios partidos en Europa". Además, ha apostado por la limitación de mandatos a ocho años que "va a generar renovación, y poder atraer a los jóvenes y el talento, porque el PP tiene que ser la casa de los mejores que quieran servir a España y a los españoles", así como es una medida que "va a limitar la corrupción, porque una forma de corrupción es permanecer mucho tiempo en un cargo, que genera unos vicios, y sinergias de poder arbitrario".

Finalmente, ha lanzado unas criticas a las medidas que ha llevado a cabo el presidente del Gobierno de España, que en este tiempo, ha desarrollado "cuatro medidas, y ninguna para los españoles", mientras que la quinta que "teníamos expectación es la de eutanasia". Por ello, ha pedido al PSOE que "despierte" y "se da cuenta que hay españoles", porque los socialistas "se están durmiendo en los laureles", con política "de gestos; ayer enseñándonos las manos de Pedro Sánchez, y esperemos que ahora no nos enseñen los pies", ha concluido.

Para leer más