26 de enero de 2021
28 de noviembre de 2020

Los pueblos concentran el 32,9% de las búsquedas de vivienda en La Rioja, según idealista

LOGROÑO, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los municipios de menos de 5.000 habitantes han concentrado el 32,9% de las búsquedas de vivienda en La Rioja durante el mes de noviembre, más de seis puntos por encima del porcentaje que se registraba en junio pasado, que era del 26%, según datos de un análisis realizado por idealista.

Este informe pone de relieve que el interés de la población por las viviendas en pueblos ha crecido con la segunda ola de la pandemia del coronavirus.

En España, durante el mes de noviembre, el 14,8% de todas las búsquedas de vivienda se produjeron en estos pueblos, mientras en junio, en pleno proceso de desescalada, ese porcentaje se situaba en el 13,2%. La diferencia es aún mayor si se compara con el dato de enero de 2020, cuando los pueblos concentraban el 10,1% de las búsquedas.

Según idealista, aunque esta tendencia es relevante y parece ir en aumento, no se puede hablar de un éxodo y una vuelta al mundo rural. Tras ella parecen situarse las posibilidades de nuevos confinamientos domiciliarios, el aumento del teletrabajo y los precios sensiblemente más bajos que ofrecen los municipios pequeños.

Por comunidades, la tendencia se ha acentuado en aquellas del tercio norte. Navarra es donde el interés por los pueblos ha crecido más, pasando del 26,6% de las búsquedas en junio al 44,1% en el mes de noviembre. También ha sido relevante en Aragón (del 18,9% al 35,2%) y La Rioja (del 26% al 32,9%). Le siguen Cantabria (del 39,1% al 43,9%), Euskadi (del 11,5% al 15,7%) y Cataluña (del 11,9% al 14,1%).

En el lado opuesto se encuentra Castilla-La Mancha, donde el peso de las búsquedas en municipios menores de 5.000 habitantes se ha reducido del 43,4% en junio al 37%. Le siguen las reducciones de Murcia (del 11,8% al 6,7%) y Extremadura (del 29,3% al 28,4%).

De acuerdo con este estudio, en España, comprar una vivienda en un municipio menor de 5.000 habitantes es significativamente más barato que hacerlo en uno mayor. El metro cuadrado en los pueblos españoles se paga, de media, a 840 euros mientras que la media nacional se sitúa en 1.752 euros/m2 (un 52,1% más barato).