17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 4 de abril de 2008

    Rioja mantiene su cuota en un mercado nacional estancado, que tiende al consumo de vinos de gama media y en el hogar

    LOGROÑO, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La D.O.Ca. Rioja mantuvo en 2007 su participación en el mercado español y la incrementó en algunas décimas, alcanzando un 39,5 por ciento de las ventas totales de vinos con denominación de origen, según el último informe Nielsen, presentado hoy en el Consejo Regulador.

    Ignacio Lauroba, de Nielsen, y el presidente del Consejo Regulador, Víctor Pascual, presentaron hoy en rueda de prensa este estudio, que esboza un mercado español estancado, que tiende al consumo de vinos criados de gama media y en el hogar.

    Pascual resumió la situación señalando que "hay una noticia mala y una buena". La negativa sería un estancamiento del mercado y, la positiva, el liderazgo del Rioja en este marco.

    Este posicionamiento de los vinos de Rioja en el mercado español se ha sustentado principalmente en el desarrollo de los vinos de crianza, cuyas ventas han crecido un 4%, consolidando así la tendencia de los últimos años.

    Así, de acuerdo con los datos del estudio, el crecimiento de las ventas de vino de Rioja en el año 2007 (+1%) le ha permitido ampliar por tercer año consecutivo su cuota de participación en el mercado respecto al resto de sus competidores, frente al descenso global de un 1% que ha experimentado la venta de vino en España.

    Las ventas de Rioja en el mercado español alcanzaron en el año 2007 los 187 millones de litros, mientras que al mercado exterior se destinaron un total de 84,6 millones de litros, de acuerdo con las estadísticas elaboradas por el Consejo Regulador.

    El análisis de la comercialización a través de los diferentes canales muestra que los vinos de Rioja han presentado una tendencia mejor a la del conjunto del mercado del vino con Denominación de Origen en el canal de alimentación y similar en el canal de hostelería.

    La hostelería es el primer canal de distribución de Rioja, ya que ha concentrado en 2007 un 62,5% de sus ventas, porcentaje que en los vinos criados es aún mayor, pues alcanza el 66,5%. No obstante, al igual que a lo largo de los últimos cinco años, las ventas de vino de calidad a través de hostelería, principalmente en el sector de bares y cafeterías, siguen mostrando un cierto retroceso, que en 2007 se ha situado en torno al 1%.

    Lauroba achacó esta tendencia al consumo en el hogar a la situación económica de las familias españolas y a "presiones sociales", en referencia a la normativa respecto a alcohol y conducción.

    Las ventas de Rioja han crecido un 5% en el canal de alimentación en 2007, crecimiento que en el caso de los vinos de crianza se acerca al 10%, con lo que este canal representa ya el 37,5% de las ventas totales. Son datos que confirman la buena evolución y perspectivas de los vinos de Rioja en este canal, situación que se viene prolongando desde hace varios años.

    Respecto a la comercialización por áreas geográficas, Lauroba señaló que "la cornisa cantábrica sigue siendo el mercado más importante para Rioja", ya que concentra el 30,2% de las ventas totales en España, un 1,5% más que en 2006. Se trata de un área en la que el vino de Rioja tiene una cuota de mercado del 54,2% respecto al conjunto de vinos con D.O., muy por encima de la media general de 39,5%.

    Le sigue en importancia el área Sur (Andalucía y Extremadura), que concentra el 15,7% de las ventas de Rioja y que también tiene una alta participación de Rioja en el total de ventas de vinos con D.O. (el 53,4%). En general se ha mantenido durante 2007 con ligeros altibajos la distribución de ventas de Rioja entre las diferentes áreas, así como las cuotas de participación respecto a otras D.O.

    En relación con sus competidores, el 39,5% de cuota de mercado que actualmente tiene Rioja en España significa superar en 32 puntos a las denominaciones que le siguen en el ranking (Navarra, Ribera del Duero y Valdepeñas), cuyas cuotas de mercado respectivas no superan el 8%.

    Lauroba señaló como principales competidores de Rioja "las D.O. emergentes", como Somontano, Alicante, Priorato, Ribera del Duero o Rueda, y añadió que "todos van a ir contra el líder".

    En cuanto al futuro, el ejecutivo de Nielsen avanzó un crecimiento del consumo de vinos ligeros, principalmente blancos. Pascual aseguró en este punto que Rioja está empezando a impulsar esta producción.

    También auguró Lauroba que "el consumo de vino no va a crecer mucho", y que "el de D.O. seguirá creciendo un 2 o un 3 por ciento". En su opinión, además, avanzará la tendencia al consumo en el hogar.