19 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

La Rioja registró 1.094 transacciones de viviendas en el tercer trimestre, la cifra más baja de España

La compraventa de viviendas caerá en España un 12 por ciento en 2007, hasta 800.000 unidades, según los registradores

LOGROÑO/ MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Rioja es la última comunidad autónoma en el número de transacciones de viviendas en el tercer trimestre del año, con 1.094 unidades, según se desprende de la estadística del Colegio de Registradores del tercer trimestre difundida hoy.

Junto a La Rioja, con menor número de transacciones se sitúa Navarra con 2.254 unidades y Cantabria con 3.031. Por contra, Andalucía, Cataluña, Valencia y Madrid copan el 62 por ciento del mercado inmobiliario español.

La estadística del Colegio de Registradores apuntó también que la compraventa de viviendas en España alcanzará este año una cifra de unas 800.000 unidades, lo que supondrá un descenso del 12,6 por ciento en relación a las 916.103 de 2006 y del 19,1% respecto a las de 989.341 transacciones de 2005.

En los nueve primeros meses del año, las transacciones de pisos sumaron 626.612 unidades, lo que arroja una disminución también del 12 por ciento en relación a las 712.110 viviendas transaccionadas en el mismo periodo de 2006.

Más de la mitad (el 57,3 por ciento) de los pisos que cambiaron de propietario entre enero y septiembre fueron de segunda mano, con un total de 359.316 unidades, si bien también supone un descenso del 11,9 por ciento respecto al mismo periodo del pasado año.

En cuanto a los pisos nuevos, las compraventas sumaron hasta septiembre 267.296 unidades, lo que arroja un descenso del 12,02 por ciento en comparación con los nueve primeros meses de 2006.

El descenso de las transacciones de vivienda fue más acusado en tercer trimestre de este año, tanto si se compara con el mismo trimestre de 2006 como con los tres meses precedentes.

En concreto, entre los pasados meses de julio y septiembre la compraventa de viviendas sumó 188.256 unidades, un 16 por ciento menos que en igual fechas de 2006. La venta de pisos nuevos cayó un 10,3 por ciento (83.304 unidades) y la de usada un 20 por ciento, hasta 104.952 unidades.

En comparación con el trimestre precedente (abril-junio 2007), los datos arrojan una "intensificación" de los descensos, con un 8,6 por ciento en el total de transacciones, un 3,7 por ciento de las nuevas y un 12,1 por ciento de las usadas.

En este sentido, el estudio del Colegio de Registradores indica que, pese a que los datos del tercer trimestre pueden recoger "factores estacionales", la evolución del número de compraventas de vivienda usada "es la que mejor mide el comportamiento del mercado, en la medida que recoge compromisos de compraventa más recientes que en la vivienda nueva" (normalmente se reservan o contratan meses antes, aunque se escrituran en el periodo de referencia).

AJUSTE NORMAL DE UN MERCADO SATURADO.

Los registradores achacan en su informe este descenso de transacciones a, por una parte, la disminución de la demanda de inversión originada a su vez "por la reducción de expectativas respecto a los precios de los pisos y el impacto del aumento de los tipos hipotecarios".

Por otro lado, también lo atribuyen a que una parte de los demandantes optan por la vía del arrendamiento o por esperar una situación más favorable.

Para el Colegio de Registradores, la demanda de vivienda como bien de uso se mantendrá en el futuro, "aunque no a ritmos de años anteriores", en tanto continúen las tendencias de crecimiento de empleo y población, sobre todo inmigrante.

"En definitiva el mercado inmobiliario español, por lo que a compraventas respecta, registra una desaceleración y ajuste normales para un mercado saturado tras diez años de consecutivos de aumentos de precios. La mayor o menor intensificación de dicho ajuste dependerá del comportamiento de distintas variables económicas y sociales, fundamentalmente el empleo, los salarios, la inmigración y los tipos de interés", advirtió este organismo.

En cuanto a las condiciones de financiación, según la estadística de los registradores, el importe medio de las hipotecas contratadas en el tercer trimestre de este año se situó en 153.892 euros, superior a la de 147.904 del mismo periodo de 2006. La cuota media mensual fue de 832,64 euros, por debajo de la de 879 euros de hace un año, pero con un mayor plazo medio de amortización (28 años frente a 20 de un año antes).