28 de enero de 2021
27 de febrero de 2006

La Rioja tiene 17,8 accidentes laborales con baja por cada 1.000 trabajadores sanitarios, la mitad que la media nacional

LOGROÑO, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Rioja registra 17,8 accidentes laborales con baja por cada 1.000 trabajadores del Serivicio Riojano de Salud (SERIS), lo que supone la mitad que la media nacional, de casi 35 sucesos por cada millar de empleados sanitarios. Son datos aportados hoy por el consejero de Salud, Pedro Soto, durante la presentación de las nuevas instalaciones del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del SERIS, ubicadas junto al Hospital de La Rioja.

Soto destacó que "con estas nuevas instalaciones, se reforzará la vigilancia de la salud y la seguridad de los profesionales sanitarios", unos 3.700 trabajadores en total pertenecientes al Servicio Riojano de Salud, entre médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, celadores o administrativos.

El Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Servicio Riojano de Salud está equipado con aparatos de diagnóstico como cabina de audiometrías, espirómetro, control-visión, electrocardiógrafo y otros.

El Servicio cuenta con una plantilla formada por 2 médicos especialistas en medicina del trabajo, 2 técnicos superiores en prevención de riesgos laborales, 2 enfermeras con titulación en enfermería del trabajo, 2 auxiliares administrativos y un Jefe de Servicio especialista en medicina del trabajo.

"Estos profesionales vigilan la salud de todos los profesionales sanitarios de La Rioja, tanto a nivel hospitalario como en los centros de salud, y en las tres áreas de Salud (Rioja Alta, Rioja Media y Rioja Baja) de nuestra Comunidad", dijo el consejero.

Destacó los datos de incidencia en los accidentes laborales, facilitados por el Ministerio de Trabajo en el año 2004, si bien dijo que "aunque son buenos, tenemos una siniestralidad baja entre los trabajadores del SERIS, tendríamos que rebajar esa incidencia, al menos a 12 accidentes por mil trabajadores, para ser correctos desde el punto de vista de la prevención y en lo asistencial".

Por su parte, el director general de Recursos Humanos Sanitarios, José Ignacio Nieto, apuntó que "el Servicio de Prevención se inició en este ámbito a princpios de 2005, y, ya desde finales de verano, se cuenta con unas instalaciones de atención adecuadas". Distinguió, en concreto, dos tipos de actuaciones: evaluación de riesgos y vigilancia de la salud laboral.

En cuanto a la evaluación inicial de riesgos, Nieto explicó que "se evalúan los riesgos y se proponen medidas correctoras en todas las situaciones de riesgo detectadas, incluidas enfermedades profesionales y accidentes de trabajo".

Así, detalló que los riesgos más frecuentes están centrados en enfermedades infecciosas por via sanguínea (VIH, Hepatitis B y C); enfermedades transmisibles por via aérea (gripe, tuberculosis, sarampión, rubeola); problemas osteomusculares derivados del esfuerzo físico; y riesgos psicosociales "derivados del estrés o, en ocasiones, de las agresiones de los pacientes". Las evaluaciones ya se hacen desde el año pasado, y hay 1.300 previstas para 2006.

En cuanto a la vigilancia de la salud, señaló que se prevén unos 2.000 reconocimientos anuales. Se harán, en primer lugar, reconocimientos médicos previos a los profesionales sanitarios, "con un servicio que realiza un reconocimiento ordinario cada dos años a todos los trabajadores del Servicio Riojano de Salud y un reconocimiento anual a aquellos que estén expuestos a algún riesgo específico".

Además, se hacen reconocimientos "motivados por otras causas, como la reincorporación del profesional tras una baja prolongada, por situaciones especiales como embarazos, etc" y, asimismo, el servicio incluye también la consulta médica a demanda del propio trabajador, siempre que lo requiera por causas relacionadas con el trabajo. Nieto recalcó también los programas de vacunación del personal, con más de 1.200 previstas en las enfermedades con mayor riesgo de contagio en el propio medio laboral sanitario, como Tétanos, Hepatitis, vacunación antigripal, etc.

Especial hincapié hizo en la formación a los profesionales, con 10 cursos diferentes programados este año, "tanto presenciales como a través del aula virtual"; en el control y seguimiento de los riesgos específicos, con "formación específica para aquellos profesionales que puedan correr algún riesgo específico, como los expuestos a agentes potencialmente cancerígenos, mutágenos o teratógenos o a otros riesgos de gran prevalencia como el biológico".

Además de la formación, se establecen unos protocolos de actuación de los que se informa y prepara constantemente a los profesionales sanitarios.

Por último, Nieto dijo que, en otras actividades, se hace "investigación y emisión de informes con motivo de accidentes, informes específicos de unidades o riesgos concretos, confección de protocolos para las actuaciones de la vigilancia de la salud, formación e información a los trabajadores de sus riesgos laborales específicos, asesoramiento y coordinación para elaborar e implantar los planes de evacuación y emergencia de los centros".