23 de noviembre de 2019
  • Viernes, 22 de Noviembre
  • 29 de julio de 2009

    La Rioja traslada al MARM su preocupación sobre la obligación de adquisición de derechos de emisión al sector cerámico

    LOGROÑO, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Gobierno de La Rioja ha trasladado al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) su "máxima" preocupación ante la posible obligación al sector cerámico de adquirir derechos de emisión de gases de efecto invernadero.

    En un encuentro previo a la reunión de la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, celebrada hoy en Madrid, la consejera de Medio Ambiente, Aránzazu Vallejo, ha manifestado a la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, su inquietud sobre la aplicación de la directiva 29/2009, que amplia el régimen comunitario de derechos de emisión de gases de efecto invernadero, y los efectos que la misma tendría sobre el sector cerámico, de tejas y ladrillos.

    Según se indica en una nota remitida por el Gobierno de La Rioja, Vallejo ha incidido en esta "grave" perspectiva en el caso de prosperar la lista propuesta por la Comisión Europea, con el consiguiente impacto "negativo" para el sector y el empleo y, en consecuencia, en toda la economía riojana.

    De confirmarse, todas las instalaciones de este sector estarían obligadas a adquirir, en forma de subasta, sus derechos de emisión en clara desventaja con otros sectores.

    Por otra parte, dentro del contenido de la Conferencia Sectorial, se ha tratado el proyecto de Real Decreto de modificación de diversos reglamentos medioambientales para su adaptación a la Ley de libre acceso a actividades de servicios y su ejercicio ('Reglamento OMNIBUS').

    También se han aprobado dos actuaciones relacionadas con la diversidad y comercialización (Real Decreto 289/2003, de 7 de marzo, sobre comercialización de los materiales forestales de reproducción) de las semillas, esquejes y plantas utilizadas para las forestaciones y revegetaciones de riberas.

    En un caso, se trata de habilitar un procedimiento para producir y comercializar, con la categoría de calidad y control genético exigidos, plantas pertenecientes a especies autóctonas del género Populus (álamos y chopos silvestres), para garantizar su carácter autóctono, calidad, sanidad y diversidad.

    En otro caso, se trata de establecer procedimientos técnicos y administrativos para garantizar el origen, la trazabilidad y la calidad de todos los materiales de reproducción (semillas, esquejes y plantas) de las principales especies forestales que se utilizan en España.