28 de marzo de 2020
18 de agosto de 2008

La Rioja es una de las únicas comunidades españolas que ofrece libros gratuitos durante toda la enseñanza obligatoria

Las familias en La Rioja se gastan 742 euros de media en la 'vuelta al cole', por debajo de la media nacional que asciende a 825 euros

LOGROÑO/MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Rioja es una de las únicas comunidades españolas, junto con Castilla la Mancha, Aragón y Galicia, que ofrece libros gratuitos durante todos los cursos de la enseñanza obligatoria, según informa la Federación de Usuarios Consumidores Independientes, FUCI. El estudio realizado por FUCI a 196 colegios españoles intenta conocer cuál es el impacto económico para las familias en la vuelta al colegio.

FUCI recuerda, además, que es "imprescindible" la gratuidad de los libros durante la enseñanza obligatoria para evitar "las desigualdades". El objetivo es "conseguir el coste cero para los padres durante la primaria y la secundaria como ocurre en La Rioja, Galicia, Castilla la Mancha y Aragón", aseguró a Europa Press un portavoz de FUCI.

Los gastos en uniforme, matrícula, libros o transporte difieren según el tipo de colegio. Los colegios públicos no tienen costes de matrícula frente a los privados donde asciende a 250 euros. El coste total de un privado comprende 1.164 euros, más del doble que uno público (528 euros). El concertado se quedaría a mitad de camino entre los dos con un total de 783 euros.

Las familias españolas deben afrontar un coste medio de 825 euros por hijo en 'la vuelta al cole'. No sólo variarán los costes en función del colegio elegido, sino que también influye la comunidad autónoma. Madrid, Cataluña y Valencia son las más caras con 1.072 euros de media.

La Rioja se encuentra por debajo de la media nacional con 742 euros. Sin embargo, son Galicia, Aragón y Castilla la Mancha las que registran las medias más bajas en la 'vuelta al cole' con unos 698, 699 y 699 euros de media respectivamente.

Los sistemas de financiación en la educación obligatoria varían también en función de las comunidades. Por ello, son muchas las que optan por un préstamo de libros. Este sistema de reutilización de los libros permiten que otros alumnos los usen en años académicos sucesivos. Otras comunidades como Cantabria optan por el cheque-libro, que consiste en la adquisición de un vale para reducir el coste de los libros de texto.

Sin embargo, estas medidas para la reducción de costes con el comienzo del curso académico, "son insuficientes", asegura FUCI, porque "no cubren el coste" de los libros y "no hay ayudas para todos los cursos", consideran.

Por último, recomiendan a las familias con hijos solicitar becas estatales, evitar acudir a créditos rápidos para pagar gastos, realizar actividades extraescolares organizadas por los ayuntamientos o prescindir de marcas. Todas estas medidas pretenden reducir gastos y rebajar "la temida cuesta de septiembre".