14 de diciembre de 2019
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 14 de noviembre de 2019

    Salud suministra los nuevos medidores continuos de glucosa a unos 150 pacientes con diabetes mellitus tipo

    Salud suministra los nuevos medidores continuos de glucosa a unos 150 pacientes con diabetes mellitus tipo
    Salud suministra los nuevos medidores continuos de glucosa a unos 150 pacientes con diabetes mellitus tipo 1, coincidiendo con el Dñia Mundial de la Diabetes. - GOBIERNO DE LA RIOJA

    LOGROÑO, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Profesionales de Endocrinología del Hospital San Pedro están formando a pacientes que padecen diabetes mellitus tipo 1 para suministrarles medidores continuos de glucosa 'tipo flash' y evitar, de esta forma, entre 6 y 8 pinchazos diarios para conocer el nivel de glucosa en sangre.

    Esta actividad formativa, que se lleva a cabo desde hace un año, con formación grupal de uno o de dos grupos cada mes, ha coincido esta semana con el Día Mundial de la Diabetes, que se celebra hoy, 14 de noviembre.

    De forma rápida, sencilla e indolora se logra, gracias a los nuevos dispositivos, vigilar la enfermedad, a cualquier hora del día, y prescindir en parte de los pinchazos en el dedo para el control en sangre, lo que repercute de forma muy beneficiosa en la calidad de vida y la seguridad del paciente.

    La incorporación del sistema de monitorización de glucosa mediante sensores 'tipo flash' en adultos se ha sumado a la ya realizada en niños, desde septiembre del pasado año.

    La prescripción de los sensores está coordinada en La Rioja por el servicio de Endocrinología del Hospital San Pedro, y por el servicio de Pediatría, en el caso de los menores.

    La incorporación y puesta en marcha de este recurso tecnológico está supervisado por especialistas que instruyen a aquellos pacientes y a sus familias en el uso de la monitorización continua de glucemia para que puedan interpretar correctamente las lecturas de los dispositivos.

    La incorporación de los nuevos medidores está siendo progresiva, tras la formación y controles necesarios para la seguridad de los pacientes. Se prevé que alrededor de 800 riojanos con diabetes tipo 1 dispongan de este sistema de medición de glucosa de forma progresiva.

    Hace justo un año, el Ministerio de Sanidad hizo pública la decisión de financiar los sistemas de medición de glucosa para todas las personas con diabetes mellitus tipo 1 que requieran múltiples dosis de insulina y más de 6 controles de glucemia al día.

    La financiación está siendo paulatina, comenzando por los menores de 18 años, para proseguir con el resto de pacientes de acuerdo a los niveles de prioridad establecidos para poder acceder al dispositivo. Hasta la fecha ya cuentan con el sistema de medidores continuos de glucosa 150 riojanos con diabetes mellitus tipo 1.

    UN MEJOR CONOCIMIENTO DE SU ENFERMEDAD.

    El sistema de monitorización de glucosa mediante sensores 'tipo flash', que permite medir la glucosa de forma continua y en tiempo real, se compone de un sensor, que se inserta debajo de la piel y tiene una vida media de 14 días, y un transmisor que envía la señal a un dispositivo receptor o monitor, que informa de la lectura realizada.

    Dado que los datos de días, semanas y meses registrados en el monitor pueden descargase en un ordenador, este sistema informa de tendencias hacia arriba o hacia debajo de la glucosa, por lo que resulta de gran utilidad para la persona con diabetes y para el equipo de profesionales que le atiende.

    El usuario solo tiene que pasar un lector electrónico sobre un parche sensor que tiene colocado en el brazo y, de esta forma, puede prescindir, en parte, de los pinchazos en el dedo y/o limitarlos a la toma de decisiones críticas, dado que la exactitud de las mediciones de los sensores es inferior a las de las glucemias capilares en ciertas situaciones.

    La abundante información retrospectiva y a tiempo real que aporta el dispositivo supone una ayuda para mantener los niveles de glucosa en el rango deseado, previendo las posibles desviaciones y, a su vez, evitando las sobreactuaciones en hipo e hiperglucemia.

    Este novedoso sistema permite al paciente conocer mejor su enfermedad y saber cómo actuar ante las situaciones cotidianas de su vida, teniendo en cuenta que las personas con diabetes, especialmente niños y adolescentes y sus familias, tienen que hacer frente a muchos desafíos en su vida cotidiana para el cuidado de esta enfermedad.

    Para un uso adecuado del dispositivo, las personas deben recibir una formación estandarizada que incluye contenidos que van desde el procedimiento de implantación y retirada del sensor, a la obtención e interpretación de los datos para la toma de decisiones, las recomendaciones de uso, situaciones en las que debe realizarse la medición de glucemia capilar...

    Además, se les informa sobre la descarga y la aplicación móvil para la gestión de datos y la monitorización remota de los mismos por cuidadores y profesionales sanitarios. En este amplio programa formativo, a cargo de los profesionales de Endocrinología, se aportan todos los conocimientos teóricos y prácticos para un óptimo uso del sensor.

    La tecnología en diabetes debe llevar pareja una educación terapéutica adecuada y esta formación estructurada y de calidad que se está realizando redundará en mejores resultados en salud de las personas con diabetes tipo 1.

    LA DIABETES.

    La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente (DM tipo 1) o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce (DM tipo 2). Por su parte, la insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre.

    Es fundamental un buen seguimiento de la diabetes por parte de los profesionales y de las personas que la padecen. Mantener la glucemia en valores lo más próximos a la normalidad, así como un adecuado control de la presión arterial y del nivel de colesterol en la sangre, contribuye a evitar complicaciones.

    La prevalencia de DM tipo 2 en España es del 13,8% de la población y en lo que se refiere al tipo 1 en torno a un 0.3% de la población. El control de la glucemia es especialmente complejo en estos últimos pacientes que para un adecuado control metabólico deben realizar frecuentes medidas de glucemia capilar al día y utilizar esta información para realizar modificaciones en el tratamiento insulínico.

    La medición intermitente de la glucemia no informa sobre la magnitud de las fluctuaciones ni de la velocidad o dirección de los cambios que suceden en el tiempo, información que sí que es recogida por el nuevo tipo de sistemas de monitorización continúa de glucosa.