3 de diciembre de 2020
30 de octubre de 2020

UGT acusa a CSIF de "jugar con la salud" de los empleados públicos de la CAR

LOGROÑO, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos de UGT La Rioja (FeSP-UGT La Rioja) ha criticado que "las malas prácticas con las que CSIF se maneja en las mesas de negociación están poniendo en peligro la salud de las empleadas y empleados públicos de la CAR".

En un comunicado, el sindicato ha recordado que desde hace años, el resto de sindicatos que formamos parte de la mesa general de negociación de la CAR "venimos soportando el lamentable espectáculo que los delegados y delegadas de CSIF ofrecen cada vez que inician su turno de palabra en las reuniones con la Administración. Con el gobierno actual y con los anteriores gobiernos del Partido Popular".

"Lejos de poner sobre la mesa propuestas serias y razonadas que permitan alcanzar acuerdos para mejorar las condiciones de las empleadas y empleados públicos, CSIF malgasta el tiempo de sus intervenciones realizando las más variopintas peticiones, aún a sabiendas de que no tengan nada que ver con los temas para los que se han convocado", han añadido.

"Su única finalidad" parece ser que, una vez finalizadas las mesas, "puedan salir a los medios de comunicación con las notas de prensa que tienen preparadas de antemano, demostrando su clara falta de intención de llegar a ningún acuerdo y su único interés propagandístico".

FeSP-UGT La Rioja "lleva años aguantando esta situación y callando en aras de no darles más pábulo ni importancia de la que ellos mismos se dan, pero hoy CSIF ha colmado nuestra paciencia".

En la reunión de mesa general de negociación convocada esta mañana, cuyo único punto del orden del día era; "1.- Revisión en la actual situación de las modalidades de trabajo presencial y no presencial con motivo de la crisis sanitaria de la COVID-19", CSIF se ha dedicado a "cuestionar cualquier medida puesta sobre la mesa, aunque esas medidas fueran, que los empleados y empleadas públicas que en los últimos meses, se han ido incorporando de forma progresiva a sus puestos de trabajo de forma presencial, pudieran volver a realizar de forma no presencial su prestación de trabajo, ante la entrada en vigor del segundo estado de alarma y teniendo en cuenta que en La Rioja se ha decretado el cierre perimetral de la región y el confinamiento de la capital durante un mes".

En la reunión de esta mañana, parecía que CSIF incluso quería conseguir que los empleados y empleadas públicas de la CAR "siguieran trabajando de forma presencial, poniendo en riesgo su salud y la de los ciudadanos".

Puesto que tener a 10.000 empleados públicos desplazándose de forma innecesaria a sus puestos de trabajo, "cuando pueden desarrollar su trabajo de forma no presencial, como hicieron durante los meses del primer estado de alarma, supone una temeridad y una irresponsabilidad para el conjunto de la ciudadanía".

"IMPRECISIONES"

Breves minutos después de acabar la reunión, CSIF ha enviado a los medios una nota de prensa, "trufada de imprecisiones, medias mentiras, tergiversaciones y ocurrencias no mencionadas durante la reunión, en la que demuestran su falta de respeto con el resto de organizaciones sindicales con las que comparten la mesa de negociación y con los empleados públicos a los que representan".

Anunciar en los medios de comunicación -que no en la mesa- su intención de recurrir en los tribunales la Resolución que la Administración tiene intención de publicar el próximo lunes para que al menos la mitad de la plantilla de la administración pueda desempeñar su trabajo de forma no presencial, "es una auténtica irresponsabilidad y sólo se puede entender desde la lógica de la confrontación gratuita y el ruido por el ruido".

La "legítima crítica y discrepancia de una organización sindical para con la contraparte en la mesa de negociación, en este caso la Administración, debe siempre responder a una máxima: la defensa de los intereses de aquellos a los que representas y te han puesto en la mesa".

Anunciar la denuncia de una Resolución cuyo fin es tratar de proteger a tus representados y al conjunto de la ciudadanía, "en un momento tan delicado como el que estamos atravesando en nuestra región con motivo de la pandemia, es una absoluta irresponsabilidad y una auténtica vergüenza".

FeSP-UGT La Rioja "está de acuerdo con que en estos momentos los trabajadores públicos que puedan desempeñar sus trabajos de forma no presencial así lo hagan, pues considera que es momento de volver a proteger al conjunto de la sociedad como se hizo hace meses".

Y aunque el detalle de la Resolución puede ser mejorable, en aspectos como la dotación de medios informáticos a los empleados públicos, o la asunción de los costes del trabajo no presencial, "compartimos en lo esencial el espíritu de esa Resolución y así lo ha defendido en la mesa de negociación".

FeSP-UGT La Rioja quiere "denunciar públicamente todo esto, pues estamos hartos de esta situación. No por nosotros, pues estamos acostumbrados a las malas artes de esta central que de sindical tiene poco, sino por los trabajadores y trabajadoras que no se merecen tener unos representantes así".

Para leer más