9 de agosto de 2020
2 de julio de 2020

UGT critica "el abandono y exceso de trabajo" del personal auxiliar administrativo de los centros de salud

LOGROÑO, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Sector de Sanidad de la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos de UGT La Rioja (FeSP-UGT de La Rioja) critica "la situación a la que se han visto abocados los trabajadores y trabajadoras del Servicio Riojano de Salud de la categoría de Auxiliar Administrativo".

Los usuarios del Sistema Público de Salud acceden hasta los mostradores donde estos profesionales "soportan una carga de trabajo excesiva", afirman desde el sindicato.

A las labores propias de este colectivo, se han ido añadiendo otras como son; las gestiones de la tarjeta sanitaria para menores extranjeros no asegurados, la protección internacional y de embarazadas que han comenzado a realizarse en los Centros de Salud, y que hasta ahora se gestionaban únicamente en el C.S. Espartero).

También desde el día 8 de mayo, han tenido que hacerse cargo de la tramitación de la asistencia sanitaria a Irregulares mayores de edad, que hasta ahora se realizaba a través de Cruz Roja y Cáritas, teniendo que elaborar la propuesta de alta, cosa que hasta ahora se hacía a través del servicio de Tarjeta Sanitaria Extranjeros en el C.S. Espartero.

De igual forma, se ha producido un importante aumento en las llamadas y en los trámites administrativos relacionados con la cita previa tanto de primaria como del resto de especialidades.

Paralelamente, según UGT, "se están produciendo continuos cambios de agendas y modificaciones de las mismas, teniendo que ser este personal quien modifique las agendas, adecuandolas a la nueva situación. Esta tarea conlleva la modificación de las matrices de las agendas, una labor que desde el sindicato entendemos que no corresponde a las auxiliares administrativas".

A lo largo del mes pasado, el colectivo cursó dos escritos dirigidos a la Dirección de Atención Primaria; en el primero, de fecha 8 de junio, se advertía de los riesgos que podía provocar la
eliminación de la figura del vigilante privado en los centros de salud.

En el segundo, enviado el 22 junio, se solicitó una reunión conjunta con la Dirección de Atención Primaria y con la de Recursos Humanos para tratar éste y otros temas, no habiéndose recibido
ninguna respuesta por el momento.

El Sector de Sanidad de la FeSP-UGT de La Rioja quiere mostrar "su preocupación por la supresión de estos vigilantes en los Centros de Salud de Atención Primaria de nuestra Comunidad, siendo esta una medida que va en detrimento de la seguridad de los pacientes y de
los profesionales y puede producir que sucedan nuevos contagios por COVID-19".

UGT cree que "no deben ser los auxiliares administrativos quienes asuman las tareas propias del vigilante de filtrar y controlar la deambulación de personas por los centros. Más aún cuando estamos asistiendo a múltiples casos de rebrote por toda la geografía nacional dentro del contexto de la nueva normalidad".

Para leer más