25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 29 de julio de 2009

    UGT propone un salario social en la nueva Ley de Servicios Sociales de La Rioja para atender a 8.000 personas

    El sindicato asegura que si la CEOE "no modifica sus propuestas" será inviable el diálogo social

    LOGROÑO, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

    UGT ha propuesto que se contemple en la nueva Ley de Servicios Sociales que promueve el Gobierno de La Rioja un 'salario social' para atender a cerca de 8.000 personas en la región que han agotado su prestación y que tampoco han cotizado a la Seguridad Social a lo largo de su vida, medida que en la actualidad contemplan comunidades autónomas como Murcia y Castilla-La Mancha.

    La secretaria de Empleo y Salud Laboral del sindicato, Cristina Antoñanzas, explicó hoy que esta ayuda sería "compatible" con la que el Ejecutivo central pretende destinar a los desempleados que ya no reciben prestación, con un importe de 420 euros al mes durante un plazo máximo de medio año, durante la rueda de prensa en la que valoró la "ruptura" del diálogo social por parte de la patronal.

    Antoñanzas insistió en que "si la CEOE no modifica sus propuestas no podrá haber diálogo social", cuando en septiembre previsiblemente se retomen los contactos entre empresarios, sindicatos y el Gobierno central.

    La postura de la CEOE suponía "una enmienda a la totalidad", según precisó, ante unas propuestas del Gobierno central que "sentaban las bases de la negociación colectiva".

    La representante sindical tachó de "inaceptables" las propuestas de la CEOE, entre las que cabe destacar la rebaja de hasta seis puntos en las cotizaciones empresariales, como figuraba en el último borrador remitido al Ejecutivo, la disminución de la carga impositiva o la creación de un nuevo contrato laboral, con menos días de indemnización en caso de despido.

    La ruptura del diálogo social en Madrid dificulta la negociación que los sindicatos pretenden emprender con la Federación de Empresarios de La Rioja (FER) después de agosto. En caso de no llegar a ningún acuerdo en la capital, "aquí no tenemos nada que hacer", explicó Antoñanzas, después de que en un encuentro preliminar los responsables de la FER se negaran a abordar temas laborales.

    Las diferencias entre empresarios y sindicatos supone que en las negociaciones colectivas en La Rioja "sólo" se recoja la subida salarial. Desde UGT se insta a la patronal a incorporar otras cuestiones al diálogo social, caso de permisos de paternidad, las medidas de prevención de riesgos laborales, la igualdad o la conciliación familiar y laboral.

    La secretaria de Empleo y Salud Laboral indicó que en la actualidad se están negociando en La Rioja los convenios de hostelería, comercio y metal, mientras que los correspondientes a los sectores vinícolas y derivados del cemento "están denunciados". También pronosticó que lo que queda de año y el próximo ejecutivo resultará "difícil" para alcanzar acuerdos en este sentido.