28 de enero de 2021
24 de noviembre de 2020

El último incendio atribuido a los 'Payasos Justicieros' lo ocasionó una "llama abierta externa"

El último incendio atribuido a los 'Payasos Justicieros' lo ocasionó una "llama abierta externa"
Novena sesión del juicio a los 'Payasos Justicieros' - EUROPA PRESS

LOGROÑO, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

En la novena jornada del juicio a los 'Payasos Justicieros' (cuatro jóvenes que, según la investigación policial, se autodenominaban así después de robar e incendiar vehículos) un perito forense ha explicado que el incendio en el garaje de Doce Ligero lo produjo una "llama abierta aportada de forma externa".

Fueron hasta tres los incendios que, presuntamente, estos jóvenes ocasionaron en garajes. El último de ellos cuando ya estaba en marcha la operación policial y se les habían incautado los móviles. Fue el 25 de julio de 2018 y, después, se produjo el ingreso en prisión de los cuatro.

El perito ha indicado cómo su trabajo se centró en explicar el origen del incendio "en base a las huellas que deja". La conclusión fue que tuvo un origen primario doble. Con una "llama abierta aportada de forma externa" se prendieron los asientos de dos furgonetas.

En concreto, fue el asiento del piloto de la furgoneta estacionada en la plaza dieciséis y la del copiloto de la furgoneta del estacionamiento diecisiete. En este caso, no se encontraron huellas de sustancia acelerante.

Este perito ha subrayado que "todo el sistema de protección contra incendios actuó correctamente" en el edificio. Hubo afectaciones por hollín en las dos plantas del garaje, quedaron afectadas las instalaciones de los techos y, el hecho de que se produjera en el interior de un garaje, dio pie a que el hollín se propagara por el interior de la comunidad.

Rotundamente ha dicho que "sí era una situación de riesgo" y ha explicado que "es común en este tipo de incendios en garajes que la gente sufra lesiones por inhalación de humos o por intentar extinguir el incendio". De hecho, ha calificado la situación de "riesgo elevado".

En la sesión de hoy, además, a petición de la defensa de T.G, la psicóloga forense que exploró a esta acusada, por posible violencia de género, ha relatado las conclusiones a las que llegó tras una conversación con ella el 12 de abril de 2019, estando ella en prisión por los hechos que ahora se juzgan.

La conclusión fue que presentaba una "sintomatología ansiosa" por la relación con su expareja (D.L, acusado también en esta causa). Fue una relación muy prematura, que comenzó con catorce años, y el miedo estaba "instaurado" en ella.

Hubo, ha relatado, una "prolongación en el tiempo de una relación disfuncional". T.G, en esta entrevista con la sicóloga, le contó que él ejercía un control sobre ella, por ejemplo, en su manera de vestir y que "podía mandar mensajes en su nombre".

La fiscal le ha mostrado mensajes del móvil de T.G al de D.L con un pantallazo de una conversación con un amigo ante lo que D.L le pide que le mande saludos. La sicóloga ha creído que "no sería propio de un control". Esos mensajes no fueron analizados. Tampoco, ha dicho, habló con el presunto agresor.

HECHOS QUE SE LES IMPUTAN

A los cuatro acusados (D.L y T.G; I.A y N.M, dos parejas de novios) se les acusa de quemar diez automóviles (seis en el lugar donde estaban aparcados); robar y quemar una moto; incendio en las instalaciones de Bodegas Marqués de Murrieta; dos automóviles dañados (uno abandonado en el Monte Cantabria); y el incendio en tres garajes comunitarios de Logroño.

Los investigadores, además de un trabajo a pie de calle, enfocaron sus pesquisas en las redes sociales, donde los detenidos, siguiendo fuentes policiales, se jactaban de lo hecho y se autodenominaban 'Payasos Justicieros'.

Para leer más