23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 17 de agosto de 2009

    El estrés laboral provocó el 7% de las bajas en 2008 y el 50% de absentismo no justificado en la empresa

    MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La Cámara de Comercio de Madrid informó, en la jornada 'Gestión del tiempo', que una mala organización del tiempo puede causar estrés laboral, una de las enfermedades más comunes entre los trabajadores, y que en 2008 provocó el 7 por ciento de las bajas laborales, altas tasas de rotación y el 50 por ciento del absentismo no justificado en la empresa.

    La jornada tenía como objetivo facilitar a las pymes madrileñas la adquisición, implementación y desarrollo de técnicas que permitan racionalizar la jornada laboral, informó hoy la institución cameral.

    "No tengo tiempo, el día no tiene suficientes horas" son frases habituales entre empresarios, profesionales y empleados. El sentimiento de falta de tiempo se ha generalizado en el mundo laboral y en la vida privada y las 24 horas del día parecen no ser suficientes. Sin embargo, "el problema no es la escasez, sino el uso", se señaló durante la jornada.

    El tiempo es un recurso y de cómo se administre depende la satisfacción personal y también el éxito profesional, pues la capacidad de gestionar bien el tiempo es una habilidad que las empresas valoran cada vez más en sus trabajadores, ya que conlleva una mejora de la productividad y la competitividad de la compañía.

    El 25 por ciento de los españoles que sufren estrés lo padecen debido a la falta de tiempo, según una encuesta sobre estrés laboral realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en 2009.

    MÉTODOS PARA UN USO EFICAZ DEL TIEMPO

    La Cámara dio una serie de recomendaciones para una buena gestión del tiempo dentro de las empresas. Entre otros consejos señaló la importancia de seguir un método y determinar el trabajo que hay que hacer, saber exactamente en qué consiste cada tarea para ejecutarla o hacerla desarrollar en las mejores condiciones, así como conocer la importancia y prioridad de las acciones que se han de realizar para organizar el trabajo en un tiempo adecuado.

    La institución cameral recomendó a los empresarios y trabajadores que se hagan una serie de preguntas para establecer las prioridades dentro de la organización laboral.

    ¿Qué?: anotar según se presentan, todos los trabajos aún los más insignificantes, resaltando aquellos que se han de ejecutar en un plazo no especificado.

    ¿Cuándo?: definir aquellas tareas que hay que ejecutar de forma urgente, cuáles son prioritarias por su importancia, cuáles se pueden delegar y cuál es mejor olvidar.

    ¿Cuánto?: analizar si se está agobiado porque hay una sobrecarga real de trabajo, porque no se sabe organizar o por perder tiempo inútilmente.

    ¿Para qué?: por muy bueno que haya podido ser un impreso o un informe en el momento de su creación, es bueno saber si sigue siendo necesario.

    ¿Por qué?: un trabajo no tiene valor en sí mismo. Para no trabajar a ciegas, hay que entender el por qué. Para ello se debe escuchar atentamente y hasta el fin las órdenes que se reciben y, si es preciso, obtener información complementaria o buscar puntos de comparación.

    ¿Cómo?: para mejorar los métodos de trabajo es necesario estar en condiciones de fijar las necesidades, conocer los tiempos de ejecución, analizar los métodos para suprimir las operaciones inútiles y mejorar el modo operativo y limitar los imprevistos. Además, es importante combatir los 'robatiempos', es decir, aquellas situaciones internas o externas que quitan tiempo para realizar los deberes y responsabilidades como las distracciones personales o no saber delegar.

    "Basta con invertir los primeros y los últimos cinco minutos de la jornada laboral a planificar el día y programar el siguiente" se señaló en el curso.

    De esta forma el empresario, profesional o empleado podrá disfrutar de los diversos beneficios que conlleva un manejo efectivo del tiempo. Entre estas ventajas está reducir el estrés que puede provocar el hecho de tener que cumplir con tantas tareas en 24 horas; los empleados pueden desarrollar su trabajo con mejor calidad y en su horario, lo que supone que la empresa puede atender mejor a los clientes sin aumentar el personal o el espacio de oficina. Además, el manejo adecuado de tiempo ayuda a acordarse de las obligaciones, reuniones y eventos o fechas especiales.

    CONCILIACIÓN FAMILIAR Y LABORAL

    Una adecuada gestión del tiempo es la clave para conciliar vida laboral, personal y familiar. En este sentido, la Cámara de Comercio de Madrid asesora a las empresas en esta materia por medio de jornadas y talleres de conciliación para mostrar a las pymes de la región la necesidad de aplicar medidas que ayuden a los empleados a manejar eficazmente su tiempo y que contribuyan, entre otros, a mejorar el clima laboral, reduciendo así la aparición de enfermedades como el estrés laboral, la depresión o la ansiedad.

    Además, la Cámara, en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid, y los sindicatos UGT y CC.OO, creó el año pasado el servicio 'Concilia Madrid', en donde un equipo de profesionales asesora de forma gratuita a las empresas para la adopción de medidas de mejora del clima laboral en los centros de trabajo. Estas medidas están dirigidas a renovar las condiciones de empleados y optimizar la estrategia empresarial.