25 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

El Consejo de la Juventud denuncia que 'Juvenalia' pide 120 euros por metro cuadrado para instlarse

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de la Juventud de la Comunidad de Madrid (CJCM) denunció que hoy que no podrá participar en la feria del ocio para la infancia y la juventud 'Juvenalia', ya que según indicaron, "la empresa concesionaria de la feria aplica a aquellos que quieren tener presencia en la misma unas tasas de 120 euros por metro cuadrado más gastos de instalación".

Según explicaron desde el CJCM, esta cantidad ha propiciado una "barrera insuperable para la inmensa mayoría de las entidades juveniles madrileñas, que ven vetado su derecho a participar en un espacio concebido para dar a conocer las distintas alternativas de ocio existentes en la Comunidad de Madrid".

Por ello, entendienden que 'Juvenalia' "se transforma en un espacio publicitario para las empresas e instituciones con el presupuesto de marketing capaz de afrontar este gasto". En este sentido, agregaron que es la consecuencia es que niños y jóvenes "se conviertan en meros consumidores cuyas necesidades de desarrollo e intereses pasan a un segundo plano".

Así, defendieron la idea de concebir una educación integral en la que niños y jóvenes sean sus protagonistas, y por ello lamentaron que este año, en el que la feria cumple su XXX Aniversario, no puedan acudir "por falta de apoyo de la misma Dirección General de Juventud", ya que, según indicaron, para disponer del mismo espacio que anteriormente se cedía, deberían desembolsar 24.000 euros frente a los 4.000 del pasado año.

UNOS SÍ...Y OTROS NO

Desde el CJCM no entienden las "contradicciones" de 'Juvenalia', ya que se trata de una feria destinada a mostrar a más de 150.000 visitantes madrileños toda la oferta de "ocio, deporte, música y este año especialmente, de la innovación tecnológica orientada a los jóvenes", según se indica en el portal 'madrid.org', pero sin embargo, "tienen cabida la difusión de las oportunidades profesionales que ofrece el Ejército o las demostraciones gratuitas de productos de consumo destinados a un público menor de edad, que no ha desarrollado todavía los mecanismos de análisis crítico y protección frente a la publicidad", apostillaron.

Además, continuaron, "se veta la presencia de organizaciones sin ánimo de lucro que trabajan, cada vez con menos recursos, por dotar a los jóvenes de la Comunidad de Madrid de unas alternativas educativas, de formación en valores desde una perspectiva integral, que prácticamente ninguna institución pública ni empresa privada trabajan".

Desde el CJCM insistieron en la necesidad de un cambio de concepción de la feria, entendiéndola como "un espacio donde el contenido y el valor educativo para la infancia y la juventud primen sobre los intereses comerciales de las marcas patrocinadoras", algo para lo que están dispuestos a colaborar con la Dirección General de la Juventud de la Comunidad de Madrid.