23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 14 de julio de 2010

    Unos 30 trabajadores de Metro acuden a la sede para apoyar al comité de huelga, que se reúne con la dirección

    MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Una treintena de trabajadores de Metro han acudido hasta las puertas de la sede de la compañía, en la calle Cavanilles, para apoyar al comité de huelga que esta mañana se reúne con la dirección del suburbano para retomar las negociaciones, paralizadas desde el sábado pasado.

    Con aplausos, han mostrado su apoyo a los miembros del comité a medida que iban entrando, sobre las 10 horas para iniciar el encuentro, y que a los pocos minutos de su comienzo, ya realizaron un receso de unos tres minutos porque habían presentado su primera propuesta.

    Junto con los trabajadores, también hay elevada presencia mediática que espera a las puertas para conocer el próximo paso en la negociación después de que la última oferta de la empresa se haya quedado en una rebaja del 1,5 por ciento en los salarios, lo que en dinero supone un recorte de 30 euros mensuales.

    Todo se está desarrollando en un ambiente tranquilo y mucho más relajado que los momentos vividos en días anteriores entre la prensa y los trabajadores de la asamblea. Y es que, en general, la tónica de los paros de hoy es la baja incidencia y la normalidad en las estaciones.

    Precisamente en algunas de ellas, se han estado repartiendo octavillas, firmadas por el Comité, donde explican su postura y señalan que están defendiendo un convenio colectivo "que está pactado". Además, denuncian que "hay un despilfarro que está a la orden del día en multitud de conceptos".

    En este sentido, destacan la creación de puestos directivos "por amiguismo, obras faraónicas que no son necesarias, estaciones en descampados para posibles operaciones inmobiliarias y publicidad innecesaria en un servicio conocido por todos". En este último punto, estiman que las partidas para promoción ascienden a unos 10 millones de euros.

    Asimismo, añaden que la actitud de la Comunidad de Madrid "es ilegal y atenta contra la negociación colectiva", que está regulada por la Constitución española, y llaman a la comprensión y el apoyo de los usuarios, ya que su "lucha es la defensa también de todos los convenios colectivos del resto de empresa".

    Para leer más