7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 14 de noviembre de 2009

    Hasta unos 30.000 usuarios del servicio de ayuda a domicilio podrán beneficiarse de una reducción en la Tasa de Basuras

    MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Hasta unos 30.000 usuarios del servicio de ayuda a domicilio podrán beneficiarse de una reducción en la Tasa de Basuras, según un primer cálculo elaborado por el Ayuntamiento de Madrid, que prepara para el próximo ejercicio exenciones de hasta el cien por cien para parados, pensionistas y trabajadores asalariados y autónomos cuyos ingresos anuales, junto con los de las personas empadronadas en la misma vivienda, no superen determinadas cuantías.

    Otra de las mejoras incorporadas para 2010 es la aplicación de la reducción de oficio a los usuarios del Servicio de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Madrid, siempre que cumplan los requisitos económicos establecidos.

    Sin embargo, el Gobierno de la Ciudad estudia extender su aplicación a otros colectivos de beneficiarios de ayudas y subvenciones municipales, siempre y cuando la Administración disponga de los datos económicos oportunos para comprobar la procedencia de la aplicación de la reducción. La aplicación de la reducción únicamente será automática mientras sigan siendo usuarios del servicio. Es necesario presentar la solicitud de reducción a partir del año siguiente en que dejen de serlo.

    Y es que el Ayuntamiento de Madrid incorporará en la Ordenanzas de 2010 una ampliación de los beneficios fiscales de la tasa por la prestación del servicio de gestión de residuos urbanos. En concreto, el Gobierno de Ruiz-Gallardón ha incrementado entre un 7,1 y un 10,5 por ciento el límite de ingresos en 2010 que permiten la exoneración del pago del gravamen.

    La petición para acogerse a esta exoneración debe formularse durante el primer cuatrimestre de 2010 y tiene validez durante tres años, salvo modificación motivada por las circunstancias que causan su otorgamiento. Asimismo, y siempre según el Consistorio, en 2009, primer año de vigencia de la tasa, el Ayuntamiento ha ampliado de manera extraordinaria el plazo de solicitud hasta un mes después de la notificación de la liquidación de la tasa.

    Para acogerse a la reducción no es necesario aportar ninguna documentación adjunta ya que el propio Ayuntamiento accede a los datos económicos de los madrileños mediante medios electrónicos.

    Desde el equipo de Gobierno aseguran que las Ordenanzas Fiscales para 2010 no contemplan "ninguna actualización de las tarifas, manteniendo en idénticas cuantías que las establecidas en el ejercicio 2009".

    Además, a partir del próximo año será plenamente aplicable el sistema especial de pago para anticipar un 65 por ciento de la cuota en el mes de junio y abonar el resto del importe en noviembre. Esto supone un descuento del 5 por ciento en el coste de la tasa, con un límite de 15 euros. En 2009 no ha sido posible su articulación ya que ha sido el primer año de aplicación de la tasa.

    Asimismo, en el primer año de aplicación de la tasa, al tratarse de un tributo de cobro periódico gestionado a partir de matrícula, ha sido necesario realizar la notificación individual del alta en el Padrón fiscal, lo que tiene el inconveniente de requerir una mayor participación activa de los ciudadanos y puede ocasionar molestias derivadas de las incidencias durante el proceso de notificación, como admite el Consistorio.

    Pero de esto también extraen una lectura positiva: con esta notificación individual se ha puesto de manifiesto muchos errores en la base de datos catastral que están siendo depurados. Y es que la nueva tasa está provocando la detección y posterior corrección de determinados errores catastrales que, si bien no tienen trascendencia en el ámbito del IBI, sí pueden tenerla en el caso de la tasa por la prestación del servicio de gestión de residuos urbanos.