3 de marzo de 2021
19 de enero de 2021

El 98,4% de los centros educativos madrileños abren sus puertas este miércoles, a falta de 48 de ellos

El 98,4% de los centros educativos madrileños abren sus puertas este miércoles, a falta de 48 de ellos
Varios militares de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) colaboran durante el segundo día de limpieza del hielo y nieve en las inmediaciones de un colegio tras la gran nevada provocada por el paso de la borrasca 'Filomena', en Madrid, ( - JESÚS HELLÍN - EUROPA PRESS

En total, 43 centros no podrán abrir mañana sus puertas y otros 21 centros abrirán de manera parcial

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El 98,4 por ciento de los centros educativos de la Comunidad de Madrid abrirán mañana sus puertas y retomarán las clases presenciales que tuvieron que ser canceladas por los efectos que la borrasca Filomena ha dejado en colegios e institutos de la región.

Tan sólo el 1,6 por ciento de los 2.550 centros educativos de la región, es decir 43, no podrán abrir sus puertas mañana por diversas incidencias, "aunque la mayoría de ellos sí lo harán en próximos días una vez una vez se solucionen los problemas", ha informado la Consejería de Educación y Juventud en un comunicado.

De los centros que permanecerán cerrados, 26 están en Madrid Capital, 10 en el Este de la Comunidad, 6 en el Sur, 1 en el Norte. Asimismo, cerrarán parcialmente alguna de sus instalaciones dentro del centro educativo por estar afectados un total de 21 Centros, de los que 9 son en Madrid Capital, 10 en el Este y 2 en el Sur.

Los principales problemas notificados han sido averías en los sistemas de agua o calefacción (23), problemas de accesibilidad (10), incidencias en cubiertas (6) y riesgo de desprendimiento de nieve de los tejados (4).

En total, se han visto perjudicadas las siguientes localidades: Madrid, Alcalá de Henares, Arganda del Rey, Chinchón, Coslada, Fuentidueña de Tajo, Loeches, Mejorada del Campo, Pozuelo del Rey, San Martín de la vega, Santorcaz, Torrejón de Ardoz, Valdaracete, Valdilecha, Velilla de San Antonio, Villarejo de Salvanés, Villamanrique de Tajo, Alcorcón, Parla, Aranjuez, Ciempozuelos, Fuenlabrada, Tres Cantos y Pinto. Se trata de los municipios que más han sufrido las consecuencias de la nevada y las bajas temperaturas de los últimos días.

Asimismo, la mayoría de los centros educativos en los que la Comunidad adelantó la apertura prevista el jueves al miércoles (los que imparten 3º y 4º de ESO, Bachillerato FP y Régimen Especial), van a abrir mañana.

TRES VECES APLAZADA

Por lo tanto, la mayoría de los más de 1,2 millones de alumnos de la Comunidad de Madrid retomarán este miércoles las clases presenciales después de que el Gobierno regional aplazara hasta en tres ocasiones, debido a las consecuencias de la borrasca 'Filomena', la vuelta a los centros educativos, que coincidía con el fin de las vacaciones de navidad el 11 de enero; primero hasta el 13, después hasta el 18 y finalmente hasta el 20.

El 9 de enero se aplazó hasta el 13 "por la dificultad para el acceso a los centros educativos", lo que afectaba también a las universidades, según informó el Gobierno regional a través de un comunicado, de manera que se suspendió la actividad educativa presencial durante los días 11 y 12 en todas las etapas educativas, indicando a los centros que procurasen prestar la misma de forma telemática.

El 11 de enero, la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, anunció a través de un tuit la suspensión de la actividad educativa presencial hasta el lunes 18. Según el comunicado del Gobierno regional, las principales causas para tomar esta decisión fueron "tanto la dificultad para garantizar de acceso y transporte a los centros educativos, como la seguridad en los mismos por los desperfectos causados por la nieve y el hielo acumulados, así como por la caída de árboles en las infraestructuras".

Ayuso y su consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, hicieron un llamamiento a colaborar a toda la comunidad educativa en las labores para retirar la nieve y el hielo, aunque en muchos casos ya lo había hecho.

Ya el viernes, la Comunidad aplazó la vuelta a los centros educativos hasta este miércoles, "ante la solicitud mayoritaria de los ayuntamientos por los numerosos problemas de accesibilidad a los mismos", y precisó que de los 2.557 centros públicos y concertados de la región, en 1.474 había problemas en los accesos.

Ese mismo día, el Ayuntamiento de Madrid dio a conocer la firma de un contrato de emergencia con la empresa pública Tragsa para limpiar los accesos a los colegios de la capital, concretamente una media de 80 al día. Igualmente, el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico movilizó a 213 efectivos de las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF). Por su parte, la Comunidad informó ya el sábado de una encomienda de gestión a Tragsa, para habilitar los accesos de 100 Institutos de Educación Secundaria públicos de la región a lo largo del fin de semana y principios de esta semana.

CRÍTICAS DE ALCALDES SOCIALISTAS

Alcaldes socialistas criticaron que el Gobierno regional impidiera abrir los centros que estaban en condiciones de hacerlo desde este lunes, lo que el alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios, calificó de "tomadura de pelo".

Al aplazar las clases presenciales hasta el 20 de enero, la Comunidad de Madrid anunció que ampliará en tres días el calendario escolar establecido inicialmente para las etapas de Educación Infantil, Primaria y Especial, "con el fin de reforzar la presencialidad en el aula, tan importante en estas etapas".

Esta medida ha sido rechazada por los sindicatos CC.OO. y UGT, que sin embargo consideraron necesario mantener la suspensión de la actividad educativa presencial, aunque lo achacaron a "la mala gestión de la Comunidad de Madrid".

En un primer momento la reincorporación se planificó entre el miércoles y el jueves de forma escalonada, de manera que los alumnos que cursan estudios en semipresencialidad, 3º y 4º de ESO y Bachillerato no volverían hasta el jueves, pero este lunes la Comunidad autorizó su vuelta el miércoles en el caso de que las instalaciones de los propios centros y los accesos a los mismos se encuentren en buen estado.

"Este segundo trimestre, la Comunidad de Madrid ha iniciado sus clases entre la incertidumbre, el caos, las palas y probablemente las canoas, ya que, aún si consiguen que esto último no sea una realidad, lo que queda es una sensación de sálvese quien pueda, ya que por desgracia y como se ha gritado desde numerosos barrios madrileños: 'Ni Filomena ni Filemón, estamos ante un gobierno sin timón", ha señalado este martes la La Federación de la Comunidad de Madrid de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (FAPA) 'Francisco Giner de los Ríos', en un comunicado.

Para leer más