27 de enero de 2020
23 de octubre de 2019

La acampada de personas sin hogar acabó con 30 denuncias por ir contra las ordenanzas y con la retirada de 141 tiendas

El PP asegura con los informes que tienen en su poder se producía una situación de insalubridad en la zona y Más Madrid les acusa de aporofobia

La acampada de personas sin hogar acabó con 30 denuncias por ir contra las ordenanzas y con la retirada de 141 tiendas
Imagen de tiendas de campaña de los 'sin techo' acampados en el Paseo del Prado. - EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

El levantamiento de la acampada de personas sin hogar en el Paseo del Prado en la madrugada del pasado 4 de octubre se saldó con la retirada de 141 tiendas y tres veladores, 87 identificaciones y 30 denuncias por ir contra ordenanzas municipales, ha informado este miércoles la delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, en la comisión del ramo.

Allí ha asegurado que cuentan con informes, que facilitarán a Más Madrid, que aseveran que se producían "problemas de insalubridad porque (los acampados) hacían sus necesidades fisiológicas en el entorno, cortaban el riego, utilizaban ese agua para cocinar y usaban hornillos".

"Estamos para cumplir y hacer cumplir la normativa y para dar una respuesta social mientras que ustedes miraron a otro lado", ha espetado Sanz al concejal de Más Madrid Javier Barbero, que ha acusado a PP y Cs de caer en la "aporofobia institucional, con un temor y desprecio hacia los pobres porque les molestan los pobres, les tratan como basura".

Eso estaría en la base, según Barbero, del levantamiento de la acampada de los sin hogar y que hoy mismo "echen a personas de la sede del Samur Social cuando no hay un problema de seguridad". En cuanto a lo ocurrido a las 4 de la madrugada del 4 de octubre, el edil de Más Madrid ha acusado al Gobierno "de (José Luis Martínez) Almeida y (Pepe) Aniorte de tratarles como criminales, como basura porque había más camiones de basura que dispositivos sociales".

El levantamiento se hizo "arrancándoles sus pertenencias vitales sin acta de retirada de enseres" y todo porque días después iba a visitar la zona inspectores de la UNESCO, motivo que desencadenó esa "operación de limpieza" con la que "se criminaliza a un colectivo" y se "silencia e invisibiliza a los vulnerables".

DISPOSITIVO

Inmaculada Sanz ha contestado a Barbero que no consentiría que les acusara de aporofobia o de otros delitos de odio para, a continuación, defender que la Policía Municipal actuó "en cumplimiento de la ley y de las ordenanzas municipales sin hacer dejación de funciones", como cree que sí que hizo el gobierno anterior. "A usted le gustaría que estuvieran durmiendo en la calle", ha lanzado.

La delegada ha concretado que el dispositivo el pasado 4 de octubre estuvo formado por 94 policías municipales, tres dotaciones de Samur-Protección Civil, 50 agentes nacionales, 45 profesionales de medio ambiente y doce del Samur Social para atender a 48 hombres y nueve mujeres, que fueron acomodados en recursos municipales y a quienes se les ha hecho un seguimiento individual.

Barbero le ha contestado que se conculcó el derecho de reunión y manifestación de las personas sin hogar y que se disolvió una concentración sin las preceptivas razones a las que obliga el Tribunal Constitucional en lo que a alteración del orden público se refiere.

Para leer más