19 de abril de 2019
  • Jueves, 18 de Abril
  • 6 de enero de 2010

    Afectados por el Patio Maravillas celebran que "por fin" podrán vivir "en paz" después del desalojo

    MADRID, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La Asociación de Vecinos Afectados por el Patio Maravillas celebraron hoy que "por fin" podrán "vivir en paz" después de que ayer la Policía Nacional procediera a desalojar por orden judicial el edificio de la calle del Acuerdo, en el barrio Malasaña, que este colectivo 'okupaba' desde hace más de dos años.

    Según explicaron desde la asociación, durante la ocupación han sentido que les ha sido robadas sus necesidades primarias. "Han 'okupado' nuestro descanso", asegura uno de sus portavoces, quien explica que han llegado, incluso, a recibir amenazas "con palizas". "Han negado nuestras quejas acusándonos de inventárnoslas y tener problemas psiquiátricos", añade.

    Así, señala que la presencia de este colectivo en la calle del Acuerdo ha provocado problemas de parejas y familias que no descansaban ni podían convivir en sus hogares por el ruido, y que, además, han afectado a la economía de los vecinos "por tener que insonorizar sus viviendas, tener que trasladarse a otra residencia o desaparecer del barrio los fines de semana".

    El gasto, a su juicio, también llegaba cuando los vecinos de la zona tenían que reparar "destrozos" por humedades en sus casas provocadas por las "obras para hacer negocios ilegales que nada tienen que ver con la palabra 'okupación'", indican desde la Asociación.

    De hecho, recuerdan que los inquilinos en régimen de alquiler, un total de nueve, que estaban ubicados en el portal del número 6 abandonaron el barrio en septiembre. "Han hecho competencia desleal a locales comerciales de la zona, robado a todos los ciudadanos luz, agua, ancho de banda y todo lo que podamos imaginar", apostillan.

    Por eso denuncian que lo más llamativo es que "encima" se les acuse de "fascistas". "Para ellos somos fascistas porque nos quejamos y exigimos que se respeten nuestros derechos.... y ellos se autodenominan antifascistas porque no toleran ni entienden que los vecinos tenemos derechos", agregan.

    Así, celebran que ahora puedan "vivir en paz" si bien recalcan que aún quedan partes de sus vidas "ocupadas" y su barrio "ocupado" por restaurar. "Y eso, los Reyes Magos que llegaron ayer no nos lo van a regalar, los 'okupas' tampoco nos lo van a pagar ni la justicia nos va a indemnizar", apuntan.