4 de marzo de 2021
21 de enero de 2021

Aguado cree que las ZBS "funcionaron" en la segunda ola, pero que la cepa británica podría "replantear algunas cosas"

Aguado cree que las ZBS "funcionaron" en la segunda ola, pero que la cepa británica podría "replantear algunas cosas"
Imagen de recurso del vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado. - JESÚS HELLÍN - EUROPA PRESS

Recuerda que la estrategia está en manos de Sanidad y de ella dependerá aumentar o no las restricciones

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha asegurado este jueves que el modelo de restricciones por zonas básicas de salud (ZBS) fue "eficaz" en la gestión de la segunda ola, pero ha advertido de que la nueva variante británica del Covid-19 podría hacer "replantearse cosas" según cómo esté impactando.

"(Las ZBS) Nos han funcionado y hemos sido capaces de capear la segunda ola de forma razonablemente bien y si en la tercera hubiera que tomar más medidas, lo haríamos. Ahora hay una nueva variante, esta variante británica, que puede hacernos replantearnos algunas cosas y hay que estudiar con detenimiento cómo está impactando en la Comunidad de Madrid", ha indicado el vicepresidente regional durante una visita al equipo femenino del Atlético de Madrid.

Entiende que esta variante está "ya en toda España" y que hay que ver las consecuencias de la misma y su capacidad de "aumentar aún más la transmisión" entre las personas.

Aguado ha recordado que además de perimetrar las zonas restringidas también se ha puesto en marcha una campaña de tests masivos en estas áreas para poder detectar casos de asintomáticos y cortar cadenas de transmisión. Así, ha apuntado que la Consejería de Sanidad es la responsable de la estrategia frente al Covid y se ha mostrado confiado en que si hubiese que "aumentar restricciones" o añadir nuevas ZBS se hará.

MEDIDAS YA EN VIGOR

Asimismo, el vicepresidente ha recordado que esta semana se encuentran 47 áreas restringidas en toda la región, se adelantó desde el lunes el toque de queda a las 23 horas y, además, se recomendó "de forma contundente" evitar reuniones más allá de los convivientes ante el aumento "preocupante" de la incidencia acumulada en la región, que se situó ayer --según el Ministerio de Sanidad-- en 789,7 casos por 100.000 habitantes a 14 días, la sexta más alta del país y por encima de la media nacional, situada en 714,21.

"Mañana se informará, como todos los viernes, de qué restricciones se pueden poner en marcha a partir de la semana que viene. Por ahora estas son las medidas decididas por la Consejería de Sanidad. Entendemos que son suficientes, si las cosas siguen empeorando, pues seguramente haya que tomar más medidas", ha apuntado.

Por último, ha recordado que el viernes pasado se informó de que habían cambiado los criterios para restringir ZBS; por lo que se aumentó el umbral máximo, que pasó de una incidencia de 400 a que el límite sea la incidencia media regional, y no aplicar restricciones en áreas en las que los casos estén asociados a brotes "muy localizados". "Es una decisión de carácter eminentemente técnico, son los técnicos de la Dirección General Pública. Se hace siempre intentando evitar que se siga propagando y también conjugarlo con la economía para no arruinar más negocios, familias y empresas", ha concluido.

Para leer más