23 de febrero de 2020
11 de febrero de 2010

Aguirre acepta comparecer en la Asamblea de Madrid para hablar de sus medidas contra la crisis económica

Gordo pregunta a la presidenta si también le "traen al fresco" los 500.000 parados de la región y 150.000 personas sin prestaciones

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aceptó hoy la invitación lanzada por el portavoz de Izquierda Unida, Gregorio Gordo, de comparecer a petición propia en la Asamblea de Madrid para hablar de las medidas de su Gobierno contra la crisis económica.

Durante la sesión de control al Gobierno regional, Aguirre recogió el guante lanzado por IU y señaló que, aunque en abril pasado ya se celebró un pleno monográfico sobre este asunto, ella no tiene "ningún inconveniente" en volver a convocarlo este año pues "es positivo que todos los grupos políticos pongan sobre la mesa las soluciones que tienen".

Gregorio Gordo acusó a la presidenta de dejar la gestión de la crisis en manos de los que la han generado, "los especuladores inmobiliarios y financieros y las empresas que culpan a la crisis como excusa para despedir a trabajadores". "Cuando la iniciativa económica iba bien era gracias a sus políticas neoliberales y cuando van mal, la responsabilidad es de otros", le recriminó.

Asimismo, planteó que el Gobierno regional ha renunciado a luchar contra el paro, pues en 2009 el crecimiento del paro en Madrid superó a la media nacional en diez puntos y desde 2007, en 14 puntos por encima. "Ya sé que los 500.000 parados de esta comunidad y 150.000 que ya no reciben prestaciones, son más felices cuando usted les cuenta que el paro en otras comunidades es mayor", ironizó Gordo.

"Pero convendrá conmigo que si el número de parados en Madrid crece constantemente por encima de la media, en breve tiempo superaremos todas sus clasificaciones por comunidades autónomas", añadió.

"Imagino que se habrá dado cuenta de que es la presidenta de la Comunidad de Madrid y que tiene que dar cuenta de cómo está el paro en la región, no en Cataluña, Andalucía o Burkina Fasso, salvo que utilizando sus palabras los 500.000 parados también se la traigan al fresco", dijo Gordo respecto a las palabras de la presidencia sobre el área única sanitaria.

En este sentido, destacó que en 2007 el crecimiento del desempleo la media nacional fue del 124 por ciento, en Murcia el 57 por ciento más, en Valencia el 34 por ciento más, La Rioja 19 por ciento, Madrid 14 por ciento más, en Castilla y León el 20 por ciento menos, en Galicia el 50 por ciento menos, en Extremadura el 78 por ciento menos y en Andalucía 27 por ciento.

"Esto significa que algún presidente puede sacar pecho según se vea en la clasificación", remarcó Gordo, quien acusó a la presidenta de esforzase "por ocultar su lamentable gestión con debates forzados y oportunistas como el de la cadena perpetua" e "intentar hacer creer que el presidente de la Comunidad de Madrid es el señor Zapatero y usted la jefa de la oposición", le lanzó Gordo.

Por su parte, Aguirre se defendió planteando que las medidas económicas tomadas por la Comunidad como la reducción impuestos, la reducción de gasto público, consejerías y la supresión de trámites... son las adecuadas. "Aunque es verdad", admitió, "que hay más de 450.000 parados y esto es un drama espantoso".

No obstante, Aguirre indicó que su valoración respecto a sus políticas es "positiva", pero cuando las comparas con las políticas del gobierno central es "muy política". En este sentido, declaró que la tasa de paro en la Comunidad de Madrid es 4,15 puntos inferior a la tasa de paro de la media nacional "y eso teniendo en cuenta que la tasa de actividad en Madrid, es decir, la población entre 18 años y 65 años que quiere trabajar es del 64,6 por ciento, en este caso 4,9 puntos por encima de media nacional".

"Yo creo que no son datos casuales, son fruto de una política favorable a la actividad económica y a la generación de confianza", planteó la presidenta, al tiempo que subrayó que "el diferencial entre la tasa de paro de Madrid y la del conjunto de la nación no hace más que aumentar". "Cada vez nuestra diferencia es mayor: En diciembre de 2006, estábamos en el 6,49 por ciento de paro, y en el conjunto de España en el 8,3 por ciento. Hoy estamos en 14 y pico y la tasa de paro nacional en el 19 por ciento", observó.