14 de agosto de 2020
25 de marzo de 2014

Aguirre culpa a Willy Toledo y a otros "palmeros" de que sobreviva la "satrapía" del castrismo

Plantea "una investigación internacional supervisada por observadores internacionales

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha señalado al actor Willy Toledo y a aquellos "palmeros" que defienden la "sinrazón" y las "tropelías" que se viven en Cuba como los que hacen que la "satrapía del castrismo" sobreviva.

Lo ha hecho este martes durante la presentación del libro del secretario general de Nuevas Generaciones de Madrid, Ángel Carromero, titulado 'Muerte bajo sospecha', que narra su versión de lo que ocurrió en la isla en julio de 2012, por lo que se le culpó por homicidio imprudente tras la muerte del líder de la disidencia, Osvaldo Payá, y su colaborador, Harold Cepera.

Aguirre, que ha presentado el libro ante el portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, y buena parte de los concejales del PP en el Ayuntamiento de Madrid en una abarrotada sala del Hotel Wellington, ha defendido que aquellos que se hacen llamar demócratas y quienes son amigos de la libertad deberían haber tenido "más respeto" hacia Carromero.

"Es intolerable el comportamiento de todos los que siguen admirando la dictadura de Castro desde la comodidad de un país donde la libertad está asegurada", ha señalado después de apostillar que los que "aplauden las tropelías del castrismo son los responsables últimos de la supervivencia de este régimen, por el que tres millones de cubanos están en el exilio y sin libertades ni derechos".

En este punto, Aguirre ha afeado que los "habituales, como (el actor) Willy Toledo, pidan a gritos que se vaya el gobierno de España y dicen que su modelo es el de la satrapía de Castro. Entonces se entiende la sinrazón de la dictadura cubana al saber que tienen compañeros de viaje en países occidentales, que viven desde las comodidades y la libertad que hay en el perverso Occidente". "Si todos los países occidentales nos plantáramos a los desmanes de esta dictadura qué pronto volvería la libertad a Cuba", ha planteado.

Aguirre, que no ha dudado en calificar lo sucedido en Cuba como "el presunto accidente que le costó la vida a dos heroicos resistentes de la dictadura", ha opinado que nadie puede creerse la versión oficial que dieron las autoridades de la isla de lo que pasó hace dos años, plagada de "incongruencias y puntos oscuros" y donde "sólo está claro que se quería eliminar a una de las personalidades más carismáticas de la oposición al régimen comunista".

EL LECHERO Y LA POLICÍA POLÍTICA

"Osvaldo Payá era el opositor de más relevancia en el interior de la isla. Todos estábamos convencidos de que sería una pieza clave en la transición que se acabaría emprendiendo en la isla", unas palabras que ha pronunciado justamente el mismo día en el que el expresidente español Adolfo Suárez ha sido enterrado. Así, la presidenta del PP madrileño ha deseado para Cuba un político "de la talla y de la generosidad" de Suárez para pilotar la transición democrática que los cubanos "piden a gritos y que tiene que llegar cuanto antes".

Todo ello le ha llevado a criticar a la "dictadura más abyecta del planeta". También ha mencionado a uno de sus referentes políticos, el que fuera primer ministro británico, Winston Churchill. "Decía que en un Estado de Derecho si suena el timbre a las cinco de la mañana no hay que preocuparse porque sólo puede ser el lechero. En Cuba, donde no están garantizadas las libertades, sería la policía política de la dictadura", ha expuesto.

También ha reconocido que si hubiera tenido conocimiento del viaje lo habría "desaconsejado por peligroso" al saber que la dictadura cubana es "terrorífica". Después de arremeter contra los "palmeros del castrismo", Aguirre ha planteado la "necesidad de una investigación internacional supervisada por observadores internacionales".

RÉGIMEN "TERRORISTA"

Por su parte, Ángel Carromero ha tachado al régimen cubano de "terrorista". Después de reconocer que tiene miedo, asegura que rechazaría el indulto si conllevara cambiar la política común europea sobre la isla, una postura que "consiguió (el expresidente del Gobierno) José María Aznar".

La viuda de Payá, Ofelia Acevedo, ha agradecido el "apoyo solidario" de Aguirre y, ante todo, "el testimonio de valor de Ángel Carromero", que cree que debería haber sido suficiente para iniciar una investigación internacional. "Resulta desconcertante que un tribunal español (la Audiencia Nacional) se haya negado a investigar lo que le ha pasado a un ciudadano español", ha remarcado.

Carromero ha explicado que no podía quedarse callado ante las "tropelías" vistas y vividas y que hay que acabar con el "buenismo" que rodea a la dictadura en "un país que lleva 57 años bajo el yugo de Castro y con ciudadanos que viven en la más estricta pobreza". En la presentación ha reconocido que llegó a asumir que "no iba a volver a España" y cree que el vídeo que se vio obligado a grabar "parecía más propio de Al Qaeda".