15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 26 de febrero de 2018

    Ahora Madrid defiende la libertad de creación con una moción de urgencia y carga contra la "censura" en ARCO

    Ahora Madrid defiende la libertad de creación con una moción de urgencia y carga contra la "censura" en ARCO
    EUROPA PRESS

    MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Ahora Madrid defenderá la libertad de creación en la ciudad y rechazará la retirada de ARCO de la obra de Santiago Sierra 'Presos políticos' al considerar que se trata de un "acto de censura contrario a la libertad de expresión". Lo hará a través de una moción de urgencia que llegará al Pleno de Cibeles de este miércoles.

    En la moción de urgencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el
    Ayuntamiento "lamenta y rechaza la retirada de ARCO, a petición de IFEMA, de la obra de Santiago Sierra al ser un acto de censura contrario a la libertad de expresión y al derecho a la producción y creación artística, garantizados en el artículo 20.1 de la Constitución
    española".

    Como grupo de gobierno, Ahora Madrid manifiesta en esta moción de urgencia "su responsabilidad y compromiso como institución democrática con la libre expresión de opiniones, así como con el fomento de la diversidad cultural y la expresión creativa y la cultura".

    Igualmente defiende la libertad de creación en la ciudad de Madrid, "reconocida internacionalmente como una ciudad abierta, democrática y creativa", además de reiterar su "compromiso con la obligación de respeto, garantía y promoción de los derechos fundamentales" porque la
    garantía de la libertad de expresión artística y del derecho a la cultura es "una obligación indispensable para la configuración de la opinión pública libre e informada que requiere todo Estado de Derecho".

    La decisión de la dirección de IFEMA de pedir la retirada de ARCO de la obra de Santiago Sierra pone al Ejecutivo municipal en "la necesidad de recordar la relevancia que la libertad de expresión y el derecho a la cultura tienen para la conformación de la opinión pública y, por ende, para la propia democracia".

    "La Constitución española garantiza la libertad de expresión en su artículo 20. En este precepto se reconoce y protege el derecho a expresar y difundir los pensamientos, ideas y opiniones por cualquier medio de reproducción. A ello se suma, en el mismo precepto, un expreso reconocimiento del derecho a la producción y creación artística", expone el argumentario.

    QUÉ DICE EL CONSTITUCIONAL

    En este sentido, el Tribunal Constitucional ha dejado claro "en numerosas sentencias" que el derecho a difundir los resultados de la actividad artística es "una manifestación cualificada de la libertad de
    expresión".

    En Ahora Madrid indican que en el desarrollo normativo de ambos derechos "ha existido una especial preocupación por definir sus límites, más allá de asegurar la garantía de su defensa y protección". "La búsqueda de las excepciones al derecho pueden en determinadas etapas llegar a adquirir más fuerza que la propia libertad, en la medida en que son potenciadas con las concepciones culturales y morales de las estructuras de poder", apuntan.

    Desde Ahora Madrid recuerdan que la creación artística es "un acto en el que se entremezclan impresiones y experiencias de su autor, dando nacimiento a una nueva realidad que no tiene por qué identificarse con la realidad empírica", en definitiva, la creación artística puede dar lugar a 'mundos paralelos ficticios' más o menos críticos con la realidad y que sólo estarían sometidos a los límites que la Constitución establece, el respeto a los derechos fundamentales y, especialmente, al honor, la intimidad y la propia imagen, además de la
    protección a la juventud y la infancia.

    RETROCESO EN TÉRMINOS DEMOCRÁTICOS

    "Más allá de estos límites, que en el caso de la obra de Santiago Sierra no se traspasan, la decisión de retirar la exposición pública de la obra es un acto de censura que contradice el texto y espíritu de la propia Constitución española. Es un claro retroceso en términos democráticos y de defensa de las libertades públicas", defienden desde Ahora Madrid.

    A esto suman que el artículo 44 de la Constitución establece la obligación de los poderes públicos de promover y tutelar el acceso a la cultura. "De ahí que el Ayuntamiento no pueda compartir la decisión tomada por IFEMA, como ya expresó en sus órganos de dirección, al suponer, además de un retroceso en los derechos y libertades democráticos por las razones ya esgrimidas, un menoscabo en el derecho de la ciudadanía a la participación cultural, así como en el acceso y disfrute de las diferentes manifestaciones artísticas posibles", señalan en la moción de urgencia.