25 de febrero de 2020
21 de enero de 2020

Alcalá aprueba el análisis por ADN de heces caninas y actuar así contra los que no recojan excrementos

Alcalá aprueba el análisis por ADN de heces caninas y actuar así contra los que no recojan excrementos
[Grupomadrid] Alcalá De Henares: El Ayuntamiento Aprueba El Análisis Por Adn De Las Heces Caninas - AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ DE HENARES

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha aprobado en la primera sesión ordinaria de Pleno de 2020 la modificación de la ordenanza municipal reguladora de la tenencia y protección de animales de compañía en la ciudad, que incluirá un censo mediante huella genética --ADN-- de los perros de la ciudad.

A su vez, se contempla la obligación de portar una botella de agua con vinagre, u otro producto de limpieza, para verter sobre los orines de las mascotas cuando salgan a pasear a la calle.

La modificación de dicha ordenanza ha sido aprobada con los votos a favor de los grupos municipales de PSOE y Unidas Podemos -zquierda Unida, y la abstención de los grupos de Ciudadanos, Partido Popular y Vox.

El concejal de Medio Ambiente, Enrique Nogués, ha explicado en Pleno que "esta modificación de la ordenanza ayudará a mejorar la limpieza y salubridad de las calles de la ciudad, detectar posibles focos de incivismo y actuar ante el abandono de heces caninas en vía pública".

Además, ha añadido que "el Ayuntamiento indicará los pasos a seguir para censar a los perros en las próximas semanas, con una campaña de publicidad por toda la ciudad".

Con la modificación de la ordenanza, según ha explicado el Consistorio, será "necesario" censar a todos los perros con el objetivo de que el Ayuntamiento pueda cuantificar el número de animales que viven en la ciudad; "perseguir el incivismo" identificando el origen de las heces caninas depositadas en la vía pública; actuar con perros abandonados; y conocer los causantes de posibles mordeduras analizando muestras de sangre y saliva.

Asimismo, será necesario portar una botella de agua con vinagre --o cualquier producto de limpieza similar-- cada vez que paseen por vía pública junto a sus animales para verter sobre los orines y evitar así el mal olor, sobre todo en los meses de mayor calor.

PERIODO DE INFORMACIÓN Y LUEGO MULTAS DE HASTA 3.000€

Una vez aprobada y puesta en marcha la nueva ordenanza, el Ayuntamiento habilitará un periodo de información pública para la ciudadanía en la que no se sancionará a aquellos vecinos que no hayan realizado el censo de sus mascotas o paseen por vía pública sin la botella de agua con vinagre para diluir los orines.

Tras este periodo informativo, las multas por heces caninas abandonadas en vía pública podrán oscilar entre los 300 y los 3.000 euros.

Por otro lado, los perros adoptados en el Centro Integral Municipal de Protección Animal serán incluidos automáticamente en el censo, siendo esta una medida orientada a fomentar la adopción en la ciudad.

Para leer más