1 de junio de 2020
18 de diciembre de 2008

AMPL.- Fomento asegura que el AVE a Levante llegará en 2010 y que el incidente de El Regajal no cambia los plazos

Álvarez dice que Aguirre y Camps les inspira "ternura" porque los "pobrecitos" no tienen obras y van a las del Gobierno central

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, aseguró hoy que la línea de Alta Velocidad (AVE) llegará a Levante en 2010 y que el incidente en las obras del túnel a la altura de El Regajal no cambia los plazos, porque éstas iban "adelantadas", por lo que desmiente las informaciones publicadas hoy en algunos medios que recogían que previsiblemente el socavón iba a producir un retraso de hasta cinco meses.

"Lo desmiento porque fue una afirmación que hizo ayer el diputado del PP y nos ratificamos en la fecha 2010 para la llegada del AVE a Levante, ya que no va a haber ningún retraso como consecuencia de este desprendimiento", explicó la responsable de Fomento, tras la presentación de la primera fase de la nueva estación Puerta de Atocha que se convertirá en el núcleo vertebrador de la Alta Velocidad en España.

Así, insistió en que los cinco meses de retraso vienen de una pregunta parlamentaria que se le hizo a ella y que aunque teóricamente es una pregunta, "lo que hace (el popular) es afirmar que va a tener un retraso, algo que se ha inventado él directamente". "El por qué ha llegado a esa conclusión, yo no lo puedo explicar, lo que sí le digo es que los responsables de la obra contratados han dicho públicamente que no iba a sufrir ningún retraso como consecuencia del desprendimiento, entre otras cosas, porque iba adelantado", añadió.

En este sentido, aseguró que son los que están en la obra quienes saben realmente si ha sido un incidente "de un tipo o de otro, o si lo han calificado de menos o no", y aprovechó la ocasión para explicar que no han quedado sepultados 15 camiones sino "dos maquinarias menores, una gunitadora (para sellar el hormigón), una hormigonera y parte de una pala". "Ese ha sido exclusivamente lo que ha pasado", apostilló.

"SENTIMIENTO DE TERNURA"

Preguntada por la visita de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y del jefe del Ejecutivo valenciano, Francisco Camps, al lugar donde se produjo la semana pasada el accidente, Álvarez indicó que ambos le inspiran "un sentimiento de ternura" porque los "pobrecitos" no pueden visitar sus obras respectivas y van a ver las del Gobierno central.

"Como estamos en Navidad, voy a intentar ser un poco 'light', y lo primero que se me viene a la cabeza es un sentimiento de ternura", empezó Álvarez que continuó con la burla: "Pobrecitos, si no pueden ir a sus obras, tendrán que ir a las mías". "Después pensé que, por ejemplo, Camps ha tenido un accidente en el Metro de Valencia del que todavía no se han investigado las causas", añadió.

En este sentido, apuntó que cada uno tiene "mucho trabajo que hacer" y calificó de "especie de pantomima" el "coger un 4x4 y subirse al monte", en referencia a la excursión de ambos dirigentes populares a El Regajal. Asimismo, recordó que "ni siquiera han pedido permiso para ver la obra" y se preguntó qué van a hacer ambos en una obra cuando ya del accidente "se ha explicado todo hasta la saciedad".

"Si eso es su manera de trabajar, yo lo respeto... soy light", ironizó al respecto, al tiempo que reiteró en que ambos presidentes hacen muy bien en darse ese paseo y "hacer perder el tiempo a los medios de comunicación que no van a tener ninguna información adicional porque se ha dado toda".

Del mismo modo, Álvarez subrayó que, no obstante, ella trabaja "para Madrid", con la ampliación de la estación de Atocha o el convenio firmado con la Comunidad para ampliar el Metro, "sabiendo que (Aguirre) está en una obra intentando sacarle punta a algo que todo el mundo en el sector diría que son incidentes normales y que ha pasado mientras se estaba construyendo un túnel".

Así, recalcó que este incidente no ha ocurrido cuando el tren estaba en servicio, que sería lo grave, sino que ha habido un problema mientras se iba construyendo el túnel, donde, a su juicio, el Gobierno central tiene una gran experiencia, "no sólo en Madrid, sino en la línea de Aragón, y en todos los sitos".

La responsable de Fomento se sorprendió de que Aguirre y Camps estén intentando sacar partido y asustar a los ciudadanos "cuando se está transformando el país a través de la Alta Velocidad". "Yo no lo veo mucho sentido", aseveró, al tiempo que añadió que la presidenta madrileña debería haber estado en la presentación de hoy "viendo lo que se va a hacer en la Alta Velocidad Ferrovial en Madrid y el volumen de obras".

"Pero cada uno actuamos como actuamos y somos como somos, y estamos en Navidad... pues yo lo respeto y espero que se lo hayan pasado muy bien en el día de campo que han echado", sentenció, a la vez que puntualizó que hoy estaba muy contenta por todo y que no estaba dispuesta "a nada que sea negativo".