23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 7 de abril de 2008

    La Asociación el Defensor del Paciente denuncia que un niño de 14 años podría quedarse sordo

    La Asociación el Defensor del Paciente denuncia que un niño de 14 años podría quedarse sordo
    EP

    MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La asociación del Defensor del Paciente denunció hoy que un niño de 14 años podría quedarse sordo a causa de la lista de espera en la sanidad pública madrileña, puesto desde hace tiempo el menor ha ido notando una pérdida de audición en su oídos, que se ha traducido en una sordera total en un oído y el mantenimiento del 20 por ciento de audición en el otro a la espera de que el próximo 26 de mayor le atienda un otorrino del Hospital Gregorio Marañón.

    Según informó hoy la organización que dirige Carmen Flores, el adolescente ya ha pasado por las consultas del médico de familia, de especialistas ambulatorio y de las urgencias de los Hospitales Niño Jesús, La Paz, Gregorio Marañón y Ramón y Cajal sin haber recibido por el momento un diagnóstico unánime.

    "Los médicos no saben qué tiene, no le han hecho pruebas, no tiene medicación, no le dan una solución... El caso está pendiente de dar el OK por parte de los peritos médicos que trabajan con los servicios jurídicos de El Defensor del Paciente para presentar denuncia judicial", explicó.

    La asociación subraya que, a pesar de que el joven será atendido el próximo 26 de mayo en el Gregorio Marañón, el diagnóstico podría demorarse hasta octubre o noviembre, ya que, después de estudiar su dolencia, el facultativo solicitará la analítica específica que el chico necesita, "aumentando la lista de espera que está padeciendo".

    La asociación del Defensor del Paciente, que calificó de "triste" la situación que atraviesa el menor, aseguró que el joven "se va a quedar sordo de forma irremediable puesto que no se están poniendo los medios para salvar el 20 por ciento de audición que le queda". Además, anunció que pondrá en conocimiento de la Consejería de Sanidad estos hechos.

    "Este caso demuestra lo que El Defensor del Paciente está denunciando desde hace años en la Comunidad de Madrid con la lista de espera y la absoluta falacia de sus dirigentes con los ciudadanos, puesto que en el tiempo de espera en pruebas diagnósticas es donde está el problema y donde se derivan las secuelas", concluyó.