17 de julio de 2019
  • Martes, 16 de Julio
  • 13 de abril de 2010

    La Audiencia juzgará mañana a una acusada de asesinar a un policía que colaboraba con narcos colombianos

    La defensa de la procesado defiende que actuó en legítima defensa para evitar el secuestro de su marido

    MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La Audiencia Provincial de Madrid juzgará mañana a una acusada de asesinar al agente del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) José Manuel Álvarez Palacios para evitar el secuestró de su marido el 5 de enero de 2005 en Vicálvaro por una supuesta deuda contraída con unos narcos colombianos.

    En el banquillo de los acusados se sentará también el policía nacional José M.C. y los colombianos José A.A. y Alberto A.G. La acusada, María de los Reyes E.L., se enfrenta a una pena de 7 años de cárcel por un delito de homicidio, mientras que los otros tres procesados afrontan una condena de 4 años de cárcel por intento de secuestro y lesiones.

    La investigación del caso destapó que detrás del suceso en el que estaba implicada María de los Reyes, de etnia gitana, había un asunto de drogas en el que estaban relacionados dos policías de Leganés. Según las pesquisas, los agentes ayudaban a narcos en tareas de vigilancia a cambio de dinero.

    En el escrito de acusación, el fiscal relata que los tres acusados se concertaron previamente para llevar a cabo el secuestro de Jesús G.C. con motivo de una deuda contraía con una persona no identificada.

    Así, a las 19.45 horas del 5 de enero de 2005 se situaron en la calle Minerva con la calle de la Torre de Vicálvaro para realizar labores de vigilancia hasta proceder a interceptar el vehículo en el que viajaba Jesús y su esposa, María Reyes E.L..

    Otro policía, José Manuel Á.P., que les acompañaba paró el coche objetivo del grupo y solicitó a Jesús que le entregara la documentación del vehículo. Acto seguido, uno de los acusados salió del coche e inició un forcejeo con Jesús con la finalidad de introducirlo por la fuerza en el vehículo.

    LEGÍTIMA DEFENSA

    Su esposa se apeó del coche y logró arrebatar el arma reglamentaria al policía cuando se le cayó al suelo, disparando tres tiros contra José Manuel. Los acusados huyeron dejando el cadáver del agente.

    Desde que se inició la investigación, el abogado de la acusada ha defendido que su clienta actuó en legítima defensa para evitar el secuestro de su marido.

    En concepto de responsabilidad civil, la acusada deberá indemnizar con 120.000 euros a la esposa e hijos del fallecido, mientras que José A.A. y Alberto A.V. con 6.400 euros a Jesús G.C. por las lesiones y secuelas ocasionadas durante el forcejeo.